A 20 años del día en el que el mundo dejó de ser un lugar seguro

A 20 años del día en el que el mundo dejó de ser un lugar seguro

BakianoAgro

El 11 de septiembre del 2001 los aviones se convirtieron en misiles, y perpetraron en el peor atentado de la historia de Estados Unidos. Nadie sabía que desde ese brutal ataque habría un antes y un después.

l 11 de septiembre del 2001 dos aviones se estrellaron contra el World Trade Center en Nueva York, ante el espanto y el asombro del mundo entero. Un tercero impactó contra el Pentágono, cerca de Washington DC, y un cuarto avión, que según algunas versiones apuntaba posiblemente contra el Capitolio o la Casa Blanca, se estrelló en una zona rural de Shanksville, en Pensilvania. 

No sólo Estados Unidos, que aparentemente no estaba preparado para semejante masacre, sino el mundo entero cambiaría para siempre. Y, como predijo una frase atribuida a Osama Bin Laden, el líder de la organización terrorista Al Qaeda que perpetró los atentados, «no habrá en el mundo nunca más un lugar seguro». Y así fue. El terrorismo global comenzó una nueva etapa, mucho más letal. Y los gobiernos de los países occidentales más poderosos iniciaron guerras ajenas, invadiendo territorios extranjeros y violando leyes y tratados internacionales.

Aquella trágica mañana de septiembre, diecinueve hombres secuestraron cuatro aviones comerciales estadounidenses cargados de combustible que se dirigían a diversos destinos de la costa oeste, y los convirtieron en misiles.

En total, 2.977 personas murieron en los brutales ataques terroristas en la ciudad de Nueva York, Washington y en las afueras de Shanksville, Pensilvania.

Bin Laden, el autor intelectual de la masacre cometida por Al Qaeda, fue ejecutado 10 años después sin proceso por el gobierno estadounidense en oscuras circunstancias.

Las víctimas del 11 de septiembre

En el World Trade Center (WTC) en el bajo Manhattan, 2.753 personas murieron cuando los vuelos comerciales 11 y 175 de United Airlines fueron secuestrados y estrellados intencionalmente en las torres norte y sur, o murieron como resultado de los atentados.

Entre los fallecidos durante los ataques iniciales y los colapsos posteriores de las torres, 343 eran bomberos de Nueva York, 23 eran policías de la ciudad y 37 eran agentes de la Autoridad Portuaria.

Las víctimas tenían edades comprendidas entre dos y 85 años y aproximadamente el 75-80% de los muertos eran hombres.

En el Pentágono, en Washington, 184 personas murieron cuando el vuelo 77 de American Airlines, que había sido secuestrado, se estrelló contra el edificio.

Cerca de Shanksville, Pensilvania, 40 pasajeros y miembros de la tripulación a bordo del vuelo 93 de United Airlines fallecieron cuando el avión se estrelló contra un campo. Se cree que los secuestradores estrellaron el avión en ese lugar, y no en su objetivo, después de que los pasajeros intentaron tomar el control de la nave.

El minuto a minuto de una mañana de terror: 

– 8:46 am – El vuelo 11 de American Airlines (que viajaba de Boston a Los Ángeles) golpea la torre norte del World Trade Center en la ciudad de Nueva York.

– 9:03 am – El vuelo 175 de United Airlines (que viajaba de Boston a Los Ángeles) golpea la torre sur del World Trade Center en la ciudad de Nueva York. Este ataque fue visto en vivo en gran parte del mundo, que miraba los televisores sin poder creer lo que veían.

Más de 800 rescatistas murieron en los operativos que siguieron a la explosión (Foto: Emil Chynn)

– 9:37 am – El vuelo 77 de American Airlines (que viaja desde Dulles, Virginia, a Los Ángeles) golpea el edificio del Pentágono en Washington.
– 9:59 am – La torre sur del WTC se derrumba en aproximadamente 10 segundos.
– 10:03 am – El vuelo 93 de United Airlines (que viaja desde Newark, Nueva Jersey, a San Francisco) se estrella en un campo cerca de Shanksville, Pensilvania.
– 10:28 am – La torre norte del WTC se derrumba. El tiempo entre el primer ataque y el colapso de ambas torres del World Trade Center es de 102 minutos.


Fuentes: BBC Mundo, Agencia AFP, CNN, 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *