La obra pública se reactiva en la región

Bacheo, aulas y la restauración del cementerio más antiguo de la zona son algunos proyectos que habían sido suspendidos momentáneamente en algunas localidades.

En un contexto difícil por la recesión económica y el miedo de las personas por el coronavirus, los trabajos de obra pública continúan adelante con fondos municipales en distintos pueblos de la región del departamento.

En el caso de La Para sigue adelante la construcción con ecoladrillos de dos nuevas aulas para el edificio donde momentáneamente funciona la escuela Proa de la localidad y, en paralelo, el centro educativo definitivo espera poder inaugurarse el año que viene.

Más acá en Porteña el municipio continúa con los trabajos del Programa Barro Cero que tiene como objetivo evitar problemas a los vecinos en épocas de lluvia impidiendo su estancamiento y llegando a través del cordón cuneta a los desagües.

Extremando las medidas de seguridad en Morteros también desde la Secretaría de Obras Públicas trabajan en la continuidad de trabajos en bacheo, canales de desagüe y aulas desarrolladas en el Plan Aurora para el Centro Educativo Dalmacio Vélez Sarsfield, específicamente en una sala de 3 años y una nueva aula para la escuela primaria.

En distintos municipios el aislamiento disminuyó u obligó a la suspensión momentánea de los trabajos procurando por parte de los mandatarios de no exponer a los trabajadores.

Esto permitió también concentrar la fuerza de trabajo en la organización de centros sanitarios ante posibles brotes de coronavirus, en el marco de las flexibilizaciones y la distribución en la provincia de zonas blancas y rojas muchos han decidido retomar estos proyectos.

Tal es el caso de la comunidad en Colonia San Pedro que está avocada a la reconstrucción y puesta en valor del cementerio de la localidad. Los trabajadores están agrupados en áreas recuperando el clásico pórtico de entrada al cual anexarán el portón original restablecido.

La particularidad de este espacio es que fue el primero en construirse cuando comenzaron a poblarse distintas colonias en la región a medida que llegaron nuevos inmigrantes. Este es el proyecto más importante de restauración ya que tenía tapiales caídos o derruidos y panteones antiguos en mal estado.

 

LaVozSanJusto.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *