La Mutual Chipión logró evitar la quiebra

Irá a concurso preventivo y losacreedores tendrán hasta el 5 de marzo de 2021 para presentar documentación.

La Asociación Mutual Altos de Chipión evitó la quiebra, transformando la misma en concurso preventivo. Así lo confirmó el abogado Mario Bortolón, representantes de la mutual.

De esta manera, los acreedores de la mutual tendrán hasta el 5 de marzo de 2021 para presentar la documentación que valide su certificación.

Bortolón comunicó también que el juez declaró inadmisible un crédito de casi 8 millones de pesos que la entidad mutualista presentó en su momento en el concurso preventivo de la familia Gorgerino, por lo que expresó que “esto significa un perjuicio considerable para la mutual, ya que la entidad no lo va a poder recuperar”.

Recordemos que, en octubre, el juez de 1º Instancia en lo Civil, Comercial y Familia de San Francisco, Carlos Viramonte, había decretado la quiebra de la Mutual de Chipión, tras resolver la solicitud que había hecho un ahorrista, por intermedio de su abogado Marcelo Venturuzzi, en reclamo de la devolución de 3.000 dólares que había depositado en la entidad.

Dicha situación se desencadenó luego de que la entidad no respondiera al reclamo de devolución de depósitos: “Al no responder (a la solicitud), la Mutual quedó en rebeldía por no pagar ante la intimación del ahorrista y allí fue que el juez Viramonte le decretó la quiebra”, informaron en esa oportunidad fuentes de la investigación.

La entidad mutualista se vio envuelta en una investigación penal luego de que, al exgerente, Lucas Priotti se lo acusara por presunta defraudación y estafa.

Se hizo lugar al pedido de concurso de acreedores

El juez Viramonte decidió hacer lugar a la solicitud presentada por los abogados de la Asociación Mutual Altos de Chipión para que la solicitud de uno de los acreedores, para que la mutual se declare en quiebra, se convierta a un concurso de acreedores. El magistrado informó que tras el sorteo del síndico se fijó el 5 de marzo de 2021 como fecha tope para que los 400 acreedores se presenten con la documentación que acredita la deuda ante el síndico.

Precisamente, la contadora Iris López, de nuestra ciudad, es la profesional que salió sorteada el 30 de octubre para administrar el ahora concurso preventivo de la mutual.

A propósito de esta decisión, el juez interviniente dijo a LA VOZ DE SAN JUSTO que “dictada el 20 de octubre la sentencia de quiebra de la mutual, el día 29 del mismo mes, la institución, a través de sus abogados solicitó la conversión a concurso preventivo, la cual es una posibilidad que otorga la ley de concurso de quiebra a las personas que son declaradas en quiebra, el 5 de noviembre se dictó la sentencia número 70 haciendo lugar al pedido de conversión de quiebra a concurso, por lo cual ahora el proceso pasó a ser un concurso preventivo que es diferente a la quiebra”.

El magistrado indicó que el concurso preventivo es diferente a la quiebra porque tiene otra finalidad: “la quiebra contempla la liquidación de todos los bienes del fallido y se reparte entre todos los acreedores que concurren a verificar sus créditos, en tanto que el concurso tiene por finalidad que el deudor llegue a un acuerdo con todos sus acreedores, se hizo lugar al pedido de conversión de quiebra a concurso, reprogramándose todos los plazos, ahora se viene el proceso concursal”.

 

Cómo sigue

Esta etapa, de acuerdo a lo informado por Viramonte, contempla la publicación de los respectivos edictos, posteriormente los acreedores deberán presentar la verificación de sus créditos ante el síndico que es el profesional que fue sorteado en ocasión del pedido de quiebra, “luego viene la etapa en donde se establece qué acreedores tendrán derecho a voto y luego el período de exclusividad en donde el deudor deberá negociar con los acreedores, si logra una mayoría se homologa un acuerdo, en caso de no llegarse a ese acuerdo se va nuevamente a la quiebra, la cual pasa a denominarse quiebra indirecta, en donde se liquidan todos los bienes y se reparte entre los acreedores verificados”, explicó el juez. 

Y adelantó que el 10 de diciembre de 2021 se ha fijado una audiencia en donde se procederá a votar el acuerdo con los acreedores, “el síndico debe hacer un informe individual de cada una de las verificaciones, lo cual debe presentarse el 30 de abril de 2021 y luego el juzgado deberá sacar la sentencia de verificación de créditos que se llama, en donde se analiza cada uno de los pedidos y el informe del síndico, allí se resuelve que créditos se verifican y cuáles no, esa sentencia se dictará el 30 de junio de 2021 y a partir de allí comienza lo que se llama el período de exclusividad en donde la mutual tiene la posibilidad de llegar a un acuerdo con sus acreedores y la audiencia informativa en donde se debería llegar a un acuerdo, reitero, es el 10 de diciembre de 2021”, dijo Viramonte.

 

¿Qué tienen que ver los Gorgerino?

Sobre la iliquidez que presentó la mutual, se lo consultó al juez acerca de qué relación había con la familia Gorgerino y el magistrado señaló que no tenía “conocimiento de lo ocurrido en la causa penal, esa es una cuestión ajena al concurso preventivo, lo que invocó la mutual a la hora de pedir la conversión al concurso. La persona debe aclarar las circunstancias que la llevaron al desequilibrio económico y en definitiva al estado de cesación de pagos, en esa oportunidad, cuando se pide la reconversión, argumentan que todo se origina en la causa penal que se tramita en contra de la familia Gorgerino”.

El juez Viramonte confirmó que en su juzgado, además de la causa de la quiebra de la mutual, también se tramita el concurso de acreedores de la sociedad de hecho conformada por la familia Gorgerino, ya se ha dictado la sentencia de verificación de créditos y luego por sorteo recayó en mi juzgado este pedido”, dijo el magistrado e indicó que en el pedido de quiebra no se analiza cuáles fueron los factores que llevaron al deudor a la cesación de pagos, “si se verifica algún delito se deberá radicar la denuncia correspondiente”.

El caso

La entidad mutualista a mediados de 2019 se vio envuelta en un escándalo a partir de presuntos manejos fraudulentos de quien era su gerente, Lucas Martín Priotti, monto que ascendería a unos 200 millones de dólares.

Se calcula que habría unos 500 damnificados, varios de ellos de la localidad y otros de pueblos y ciudades cercanas.

A partir de allí se iniciaron dos causas. Una en la Justicia provincial a cargo del fiscal de Delitos Complejos Bernardo Alberione, quien investiga las presuntas estafas cometidas por el exgerente y los integrantes de la familia Gorgerino de Altos de Chipión, y la otra en la Justicia Federal de San Francisco, donde el fiscal Luis María Viaut investiga a directivos de la entidad por supuesta evasión y lavado de activos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *