Investigan milagro en San Francisco que podría declarar santa a Chiara Luce

Por Isabel Fernández | La Voz de San Justo

 

Con su mirada adolescente, María Azul Cornaglia contempla con amor y fe la imagen de la beata Chiara Luce Badano que invita a la oración en la Gruta de Lourdes, ubicada justo al frente de su casa, en barrio Vélez Sársfield.

Azul y Chiara son protagonistas hoy de un caso que puede ser histórico para la comunidad católica de San Francisco y el mundo. Es que la milagrosa recuperación de Azul tras sufrir un ACV hemorrágico cuando tenía 5 años, se le atribuye a la intercesión de Chiara Luce. Su caso es uno de los tantos milagros que se está investigando en el Vaticano y permitiría que la beata llegue a la aspiración más grande de todo cristiano: ser declarada santa.

Chiara es mi ángel porque cuando tuve la enfermedad me salvé, dijo emocionada a LA VOZ DE SAN JUSTO Azul, que hoy con 13 años, recuerda lo que sucedió cuando solo era una niña y sigue invocando a la beata que falleció a los 18 años por un cáncer de huesos y es considerada como un modelo para la juventud actual ya que su testimonio de vida ofrece un horizonte diferente al que muestra la sociedad de consumo y de descarte.

Chiara Luce fue beatificada en 2010 y en noviembre de 2011 se produjo el milagro de Azul, en medio de la fuerte oración de toda una comunidad que la invocó.

Azul Cornaglia, la chica del milagro: “Chiara es mi ángel porque cuando tuve la enfermedad me salvé”

 

La mamá y la mejor amiga de Chiara, en San Francisco

Después de ocho años, la comunidad espera con alegría la visita a nuestra ciudad de María Teresa Badano, madre de Chiara y de su mejor amiga, Chicca Coriasco. Ellas, además de tener la oportunidad de conocer a Azul, transmitirán el legado de la joven brindando testimonio en un encuentro que se realizará el viernes 27 de septiembre a las 11, en el Ateneo de la Iglesia Cristo Rey, ubicado sobre Av. Libertador Norte al 600.

El encuentro está abierto a toda la comunidad con la invitación especial a los adolescentes de los colegios y grupos parroquiales.

La noticia fue anunciada por Susana Olivero, mamá de Azul, Ana María Macchieraldo, ambas misioneras de la Gruta de Lourdes y las integrantes del Movimiento de los Focolares -al que perteneció Chiara desde los 9 años-, Laura Cuberli y Paola Leone quienes destacaron la importancia que los jóvenes se sumen a esta iniciativa.

La mamá de Azul, Susana Olivero, recordó aquellos días en los que la preocupación por la vida de su hija movilizó a toda la ciudad, la zona e incluso el país que se sumaba a la cadena de oración en las redes sociales. Hoy quieren unir las dos cosas, lo que pasó con Azul y brindar un mensaje. Hoy los jóvenes necesitan fuentes de esperanza y no tengo dudas que esto es una luz para ellos, dijo.

Una gran alegría que la mamá de Chiara Luce y su mejor amiga vengan a la Argentina y pasen por San Francisco para conocer a Azul y para dar testimonio, añadió.

 

 

Los hechos son evidentes

Susana está convencida que la recuperación de Azul se trató de un milagro de Chiara Luce, luego de que se la invocara pidiendo por su salud.

Los hechos son evidentes porque están escritos, los médicos de Córdoba nos dijeron que Azul superó la ciencia, ahí realmente confirmamos que fue un milagro. No lo decimos solo los que tenemos fe sino que también lo manifestaron los médicos, manifestó.

Comentó que a partir de ahí se recolectaron todas las pruebas, certificados médicos y la documentación necesaria que fue presentada en la sede internacional del Movimiento católico Focolar que se encuentra en Rocca Di Papa en las afueras de Roma en Italia.

Integrantes del Movimiento de los Focolares junto a Susana Olivero, mamá de Azul

Ana María Macchieraldo, misionera de la Gruta de Lourdes, fue la encargada de llevar hace unos años los documentos del caso de Azul.

Todos los documentos fueron entregados al sacerdote Silvestre Márquez que comentó que había una veintena de casos que se estaban estudiando como milagros de Chiara Luce. El de Azul por las características era uno de los más importantes, porque era muy notoria la forma en que se dio la mejoría. La investigación está en curso pero no hemos tenido más novedades, esperamos que ahora nos traigan alguna novedad, indicó Ana María.

Susana agregó que luego de todo lo ocurrido, se colocó un mural en la Gruta de Lourdes -ubicada en Pasaje Martín Fierro 1100- donde muchos integrantes de la comunidad se acercan a rezar.Vemos que muchos ya la conocen a Chiara y en las misas le rezan.

Cuando nos enteramos de la visita de la mamá de Chiara Luce y su amiga, sentimos una alegría muy grande -remarcó-. Vivimos todo esto de una manera tan intensa, teniendo a Chiara en la gruta y nos llegó muchísimo.

Susana Olivero y María Azul Cornaglia, madre e hija, junto al mural de la beata Chiara Luce en la gruta de barrio Vélez Sársfield

Una chica común

Laura Cuberli, integrante del movimiento de los Focolares en nuestra ciudad, recordó que ésta adolescente italiana declarada beata ha dejado un haz de luz que ilumina día a día a muchas personas, sobre todo a jóvenes de diferentes partes del mundo, que ven en ella un modelo de santidad cercano, posible, auténtico, poniendo a Dios en el centro de su vida.

Chiara Luce era una chica común y corriente como cualquier adolescente de hoy que conoció de niña el Movimiento de los Focolares y una espiritualidad en su vida.Cuando la enfermedad irrumpe en su vida, ella acepta el dolor con amor, una entrega total a Jesús, falleció a los 18 años, dijo.

El mensaje que nos deja es que con esta entrega a Jesús cada momento de su enfermedad lo vivía en la alegría. Para ella era una oportunidad de amar a cada persona que pasaba a su lado, desde las enfermeras, los médicos, ella misma sostenía a sus padres. En el momento de su muerte eligió unirse al esposo, como una entrega a Jesús y le pidió a su madre que la vista de novia. Siempre estuvo con una sonrisa permanente hasta último momento y con un testimonio de amor al prójimo, agregó Paola Leone.

Estuvo enferma en la década del ’80, en tiempos muy eclécticos, con falta de fe y una sociedad que cuestionaba. Ella lo vivió de una manera simple, amando al hermano en la enfermedad. ‘Si Dios lo quiere, yo lo quiero’ decía, fue fiel al llamado de Dios por eso se la propone como un modelo para la juventud, afirmó.

Laura resaltó que las últimas palabras de Chiara Luce a su madre fueron: No estés triste porque yo estoy contenta, y remarcó que enésto hay un mensaje a los jóvenes para que apunten alto, porque ella ya llegó a este final.

 

 El camino hacia la santidad

La comunidad de la Parroquia Cristo Rey a la que concurría Azul y su familia, fue en aquel momento testimonio del poder de la oración y del milagro que se le atribuye a Chiara Luce que puede llegar a ser declarada santa.

¿Cómo es el proceso que lleva adelante la iglesia para declarar a alguien santo?¿Todos los cristianos pueden llegar a ser santos? El sacerdote Mario Ludueña, párroco de Cristo Rey, explicó quees providencial invocar a la beata Chiara Luce y que los documentos sobre el caso de Azul fueron presentados en la sede internacional del movimiento Los Focolares en Rocca Di Papa en Roma y elevados a la comisión del Vaticano llamada Para la Causa de los Santos que lleva adelante el proceso investigativo.

La Iglesia va informando paulatinamente cómo avanza el caso y lo que sabemos es que el milagro de en el cual intercede Chiara Luce, sobre Azul es uno de los que se está observando atentamente en el proceso investigativo para la posible declaración de Chiara como santa. Después la providencia de Dios dirá, aseguró el sacerdote.

Ciencia y fe se unen (…) siempre creemos que están peleadas pero no es así porque el origen de ambas es Dios”, aseguró el padre Ludueña

Cuatro pasos

Según el padre Ludueña, para llegar a afirmar que una persona es santa, es decir que su vida fue ejemplar -lo que no significa que no haya tenido errores ni pecados-, la Iglesia hace un proceso de investigación para confirmar algo, para probarlo.

Es un proceso habitualmente largo, aunque se puede abreviar si el testimonio es muy contundente y consta de cuatro pasos en los que existe una profunda investigación en la que participan teólogos, médicos y otros especialistas:

1) Se reconoce que es persona es siervo de Dios. En ese paso comienza la investigación.

2) La posición, cuando a la persona se la comienza a denominar venerable. Esto es cuando se recolectaron más pruebas, se presentaron documentos, testimonial, biográfico, si hay escritos también se toman en cuenta.

3) La declaración de la persona comobeata o beato. En el caso de Chiara Luce fue declarada beata en 2010.

4) La canonización, la persona es declarada santa o santo.

 

Lo hermoso de este proceso es ver cómo se unen ciencia y fe, que siempre creemos que están peleadas pero no es así porque el origen de ambas es Dios. No se puede hacer ciencia sobre algo que no esté creado, destacó el sacerdote.

Recordó que entre los cristianos cualquiera puede llegar a la santidad. Toda persona está invitada a la santidad y a todos Dios le da la gracia necesaria y suficiente para ese camino.

 

 

El poder de la oración

Una comunidad entera había rezado por la salud de Azul. “El poder de la oración es muy fuerte, dijo Ludueña.

San Francisco tiene un sustrato de fe importante, los inmigrantes que vinieron lo trajeron, si en el camino perdemos eso, es problema nuestro. Este es un testimonio reciente, de pocos años, lo que significa que ese sustrato de fe todavía está. Es un mensaje maravilloso para los jóvenes y también para los adultos, manifestó.

Chiara Luce en su forma de morir ya muestra que la vida es mayor. A veces estamos más cerca de una forma de vivir que es la muerte. Ella palpando de forma irreversible la muerte, estaba llena de vida.¿se está vivo porque solamente se respira, porque me levanto, como estudio o trabajo?¿O se está vivo realmente porque uno ama? . La respuesta es clara: vive el que ama, el que no ama está muerto, reflexionó.

Azul Cornaglia: “Chiara es mi ángel porque cuando tuve la enfermedad me salvé”

 

¿Quién fue Chiara Badano?

Una chica común y corriente. Nació en Sassello el 29 octubre 1971. Fue esperada por mucho tiempo,única hija, y recibió de su familia una fuerte educación cristiana. Era una joven de talentos, bella y deportista, con muchísimos amigos.

Se sumó al Movimiento de los Focolares cuando tenía tan solo nueve años; allí descubrió Dios como amor y lo convirtió en su ideal de vida.

A los 17, golpeada por un cáncer óseo, lo enfrentó apoyándose completamente en Dios, también en los momentos más duros. A quienes se aceraban comunicó alegría y serenidad.

Chiara advertía que el fin estaba llegando y se preparó como para un casamiento.

Falleció en el amanecer del 7 octubre 1990. Poco antes, se había despedido de su mamá diciéndole:Que seas feliz, porque yo lo soy. Fue proclamada beata en 2010, veinte años después de su muerte.

Las últimas palabras de Chiara Luce: “Sé feliz mamá porque yo lo soy”

Su testimonio de vida se difunde en todo el mundo con el mensaje”¡Los jóvenes también podemos ser santos!” y llegará a la Argentina desde el 18 al 29 de septiembre de la mano de su madre, Teresa Badano y de su mejor amiga, Chicca Coriasco que además de nuestra ciudad participarán de encuentros en Buenos Aires, Rosario y Paraná.

La joven de 18 años hizo de su larga agonía por un cáncer óseo, un testimonio de santidad

 

Fuente: La Voz San Justo.-

Un comentario sobre “Investigan milagro en San Francisco que podría declarar santa a Chiara Luce

  • el 11 septiembre, 2020 a las 14:22
    Permalink

    Hola buen dia. Soy Mariakiva Oieni. Ex alumna de mi maestra de jardin. Ana Maria Macchierldo. Me encantaria poder comunicarme con mi primer maestra del colegio Nuestra Madre de la Nerced cordoba. Me ayudan ? Por favor. Setia un honor poder reencontrarla. Mi mail es milioieni@gmail.com. Gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *