Denuncian un caso de gatillo fácil en la localidad de San Francisco

Nicolás Barón Miño, de 23 años, fue víctima de abuso policial en la madrugada del sábado. Recibió un impacto de bala de goma en la cabeza. Dos suboficiales pasaron a pasiva.

Nicolás Barón Miño, de 23 años, denunció haber sido víctima de abuso policial en la madrugada del pasado sábado, cuando arribó a su domicilio de barrio Jardín de la localidad de San Francisco. El joven fue herido en su cabeza tras recibir una bala de goma, y por el hecho dos policías ya fueron pasados a situación pasiva.

“Fue después de la medianoche, una y media de la mañana más o menos. Yo salía para la casa de un amigo, le iba a preguntar sobre un videojuego. Y ahí yo veo que estaba el comando. Viene, me pregunta, ya se baja con malos tratos. Me dice ‘salí de ahí’ y me agarra del brazo, me lleva para la calle y me empuja contra el móvil. Yo asustado, no sé por qué, pero en eso que se descuidan yo agarro y me voy, porque ya me habían agarrado con malos tratos y yo pensaba que me iban a llevar y no sabía por qué. En eso hago 15 o 20 metros, y me dispararon”, relató Miño en diálogo con El Periódico.

El joven señaló que desconoce los motivos por los cuales los policías se acercaron y lo agredieron: “No me explicaron nada, ya vinieron con malos tratos. Ni les interesó lo que yo les iba a decir. Yo les dije que no me trataran mal, les dije ‘no estoy haciendo nada, estoy hablando con el tío de un amigo’ y no les importó”.

COMUNICADO DE LA FAMILIA MIÑOMe llamo Nicolas Baron Miño tengo 23 años, soy padre de un nene recién nacido, trabajo …

Posted by Nicolas Miño on Sunday, August 23, 2020

Asimismo, contó en diálogo con el mismo medio que cuando ocurrió el hecho llegaba de tomar algo en un local y que previamente había visitado a su hijo que permanece internado en el Hospital Iturraspe, por haber nacido prematuro. “Les quise explicar pero en ningún momento les interesó”, indicó.

No me dijeron alto, no me dijeron nada más que ‘salí de ahí’. Ellos habrán pensado que me estaba escondiendo de ellos, no sé, o se habrán confundido. Cuando me disparan yo ya había salido a correr por miedo, porque pensaba que me iban a llevar. Sentí el impacto pero seguí corriendo, no iba a frenar porque pensaba que me iban a llevar. Yo más que todo salí corriendo porque tengo un hijo, al otro día tenía que trabajar, llevarle cosas al nene, pagar cosas de la casa, comer, como cualquier familia“, detalló el joven herido por la policía.

Miño fue trasladado y asistido en el nosocomio local y deberá permanecer en reposo.

Como parte de la investigación, desde la departamental San Justo confirmaron que los suboficiales Elías Zárate y Miriam Toranzo pasaron a situación pasiva. Asimismo, Zárate fue imputado por el delito de lesiones dolosas y permanece en libertad.

Fuente: La Nueva Mañana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *