Túneles de Taninga, una belleza en plena montaña

  • Se encuentra al noroeste de la provincia y pertenece al departamento Pocho.
  • Desde su bucólica estructura podemos observar la Reserva Natural de Chancaní y el Parque Nacional Traslasierra.
  • La Agencia Córdoba Turismo pone en valor los atractivos naturales más importantes que tiene la provincia.

Córdoba es una de las provincias argentinas que tiene a lo largo y ancho de su territorio una diversidad de colores naturales, paisajes exóticos y riqueza animal.

Actualmente, el mundo atraviesa la pandemia del coronavirus y algunas actividades, como la turística, han sido suspendidas momentáneamente para evitar la propagación del virus. Por este motivo, la Agencia Córdoba Turismo comparte los atractivos naturales más importantes que tiene Córdoba.

El noroeste de la provincia atesora un recorrido único en el que confluyen la mano del hombre de principios del siglo XX –con obras diseñadas para acortar distancias tanto en el pasado como en el presente– y un paisaje que se impone desde las alturas.

Este territorio, permite descubrir una de las panorámicas más imponentes del departamento Pocho, además del fascinante vuelo de cóndores, que planean muy cerca del camino. A su vez, algunos miradores regalan postales maravillosas, como la de la Quebrada de la Mermela o la de la segunda cascada más alta de la provincia, conocida como Saltos Blancos. Abajo, y a lo lejos, pueden divisarse las extensas llanuras de bosque que marcan el límite de la provincia.

Además, se destacan las vistas de la Reserva Natural Chancaní y el Parque Nacional Traslasierra donde el bosque nativo cordobés gana protagonismo y resguardo.

Algarrobos, mistoles, quebrachos y palma caranday, especies típicas de una región seca, son el hábitat perfecto para que se paseen pumas, osos meleros, guanacos, martinetas, carpinteros negros, pecaríes de collar y especies endémicas como el tucu tucu cordobés, que se completan con más de 150 especies de aves silvestres, mamíferos y reptiles que pueblan la zona.

Casi un siglo después de la construcción de esta obra vial, los Túneles de Taninga también se convirtieron en un destino turístico que combina, de un modo equilibrado, la mano del hombre con la imponencia de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *