Tranquilidad para mamá: la importancia de los controles prenatales

Elizabeth Oviedo se inscribió en el Programa de Protección a la Embarazada y su Bebé, y ahora es la voz de la experiencia en el barrio. Ella alienta a más mujeres para que se hagan controles prenatales que garantizan la salud de los recién nacidos. Una historia de vida que invita a reflexionar sobre el cuidado de la maternidad.

Ecografías, mamografías, análisis de HIV entre otros exámenes, son controles esenciales para asegurar la salud de un recién nacido. Y en caso de que se detecte alguna complicación, encontrar el tratamiento más adecuado para garantizar el desarrollo seguro del parto, tanto para la mamá como para el bebé.

Debido a la actual situación económica del país, el acceso a estos controles resulta complicado,especialmente para los sectores más vulnerables. Es por eso que Elizabeth Oviedo decidió inscribirse al Programa de Protección de la Embarazada y su Bebé, una iniciativa que organiza y coordina la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo.

Los que conocen a Elizabeth le dicen Beba. Es de Córdoba Capital y vive en barrio Granja de Funes 2, un lugar de trabajadores humildes, con calles de tierra cerca del canal del Río Maestro Norte. “Vivo con mi pareja y con 5 de mis hijos”, cuenta apenas nos abrió la rejita de su casa.

Es ama de casa, mamá de 7 hijos, y un tiempo antes de estar embarazada de Linda Emily, la más pequeña de la familia con sus 6 meses, escuchó acerca del programa: “Me pareció algo muy lindo para anotarme”.

Elizabeth también es mamá de Catalina que tiene 6 años y está yendo a primer grado de la escuela que está en el barrio. Beba tuvo un embarazo de riesgo, en el que su hija tuvo dos paros cardiorrespiratorios en el proceso de parto. Gracias a la ayuda de los médicos, Catalina tuvo la fuerza necesaria para superar esos inconvenientes. “La hicieron sobrevivir y me salvaron a mi. Y estamos las dos”, dice con una sonrisa.

Beba recuerda que no se realizó los controles prenatales, ya que no tenía obra social ni podía hacerlos en el dispensario local. Mientras mira atenta cómo juega Emily en los brazos de su hermana Brisa, detalla que “cada vez que había que ir a la clínica, era un gasto que se generaba y no estaba la plata”.


Por eso, cuando supo que Emily Linda venía en camino, se anotó en el programa “para que no vuelva a pasar lo mismo que con Catalina, porque por ahí son situaciones que se pueden prevenir si está el control”. 


Luego de su experiencia, Beba se transformó en una difusora del programa, y una guía para las mamás del barrio, algunas de ellas jóvenes menores de 18 años. Conoce acerca de problemas frecuentes del embarazo y los controles que pueden ayudar a resolver algunas situaciones. “Para que ellas puedan también tener un bebé sano son re importantes los controles”, asegura Elizabeth.

Por otra parte, Beba encontró un punto en común que resulta muy importante para todas las mamás que pasan por el programa: “El ajuar. Es como que ellas sienten que es el premio a haber sido la mejor mamá durante 9 meses”.

A la hora de la entrega del ajuar, se realiza un acto con las mamás y algunas especialistas: “Siempre se hace con doctoras y todo un evento muy lindo donde se les da una charla. Porque no es sólo 9 meses, sigue después. El bebé ya viene al mundo y sigue todo un proceso de un hijo y en esa charla se habla muchísimo del proceso”, indica Beba.

“Cuando nació Catalina yo no tuve ese apoyo y quiero que a las chicas no les pase eso, que sientan el apoyo de todos. Tanto del Gobierno como de la gente de Equidad”, concluye Beba.

Un programa que protege y previene

La de Beba, es una de las más de 9000 historias de mujeres que accedieron a los esenciales controles prenatales, a través del programa de Protección de la Embarazada y su Bebé.

El programa ofrece los siguientes beneficios: acceso al reintegro del costo del test de embarazo, consultas y exámenes clínicos, exámenes ginecológicos y obstétricos completos, exámenes de laboratorio, ecografías obstétricas, provisión de medicamentos y vitaminas, controles odontológicos, vacunas, asistencia nutricional con provisión de leche entera y controles postparto, y un ajuar completo con todo lo necesario

Aquellas interesadas en inscribirse al programa deben dirigirse a la Secretaría de Equidad y Promoción del Empleo, ubicada en Juan B. Justo 3600 de la ciudad de Córdoba. El trámite también puede iniciarse en los siguientes lugares:

  • SUAC / Mesa de entrada

  • CIAC / Centros Integrales de Atención al ciudadano

  • Comunas

  • Municipios

  • Centros de salud Privados

Por dudas y consultas, pueden comunicarse a los teléfonos 0800-888-1234 o (0351) 4322923. También vía e-mail a cbaconellas@cba.gov.ar .

Los requisitos para la inscripción pueden verificarlos en la página del Programa de Protección de la Embarazada y su Bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *