Seggiaro y lo que viene: “Habrá oportunidades sectoriales interesantes”

El endeudamiento es agobiante y no deja mucho margen para salidas que salgan de los manuales. Habrán oportunidades para algunos sectores en un contexto de restricciones con mejoras muy pausadas en el consumo.

“No hace falta ninguna bola de cristal, el escenario que encontrará el nuevo gobierno es absolutamente previsible y en ese contexto el margen de maniobra está bastante acotado”, trazó Carlos Seggiaro en las Jornadas Nacionales de Alfalfa realizadas en la ciudad de Villa María la semana pasada. Y para justificarlo, compartió con el ávido público presente: “Este año tendremos unos 10 mil millones de dólares de superávit en la balanza comercial, y eso es buena noticia. Ahora, si analizamos los compromisos veremos que debe enfrentar una deuda con el Fondo Monetario Internacional de U$S 57 mil millones y vencimientos de la deuda en bonos con privados de otros U$S 180 mil millones, con un riesgo país de 2500 puntos y en ese contexto la deuda es impagable”, describió el analista económico.

Los números proyectados en la pantalla son lapidarios y en ese marco Seggiaro prevé que habrá una quita del capital a devolver y una extensión de los plazos de vencimiento, con tasas un poco más acomodadas. Y este no es un problema solo de Argentina, sino que es un problema para el FMI también, pues cedió a nuestro país el 61% de sus préstamos!

El escenario 2020

Momento clave. Seggiaro se sube al mangrullo y comienza a contar lo que será es devenir económico en Argentina en los próximos meses, al decir:

-Tendremos un tipo de cambio alto para generar divisas a partir de las exportaciones. El precio del dólar está situado en un buen lugar para el gobierno entrante. Si recodamos que en las PASO la moneda americana estaba en $44 y corregido por la inflación hoy debiera estar en $57, y se encuentra unos 5 pesos por encima.
-Cepo cambiario muy riguroso
-Se va a desalentar el dólar turismo, que tributarán alto para evitar fugas por consumos en el exterior.
-Bajas sensibles en tasa de interés, quizás varios puntos por debajo de la tasa de inflación.
-Alta inflación. En este punto tendremos un alto desequilibrio fiscal, con una alta presión impositiva. Seggiaro dice que la nueva gestión del Banco Central hará crecer el circulante a partir de una alta emisión.

Carlos Seggiaro comparte con el auditorio sus previsiones respecto a las políticas de tributación, diciendo: “Va a desaparecer los $4 por dólar y se formalizará un sistema de retenciones que será intermedio entre el actual y el que teníamos en 2015”.
Para precisar su mirada sobre lo que vendrá en 2020, adelantó “que este escenario va a definir una estructura de precios relativos para cada segmento de la economía y por supuesto cada rubro va a mostrar comportamientos diferenciados. Lejos de una fiesta se va a un rediseño de la actividad económica, donde hay segmentos que seguirán operando con dificultades mientras otros tendrán oportunidades que deberán aprovechar. La producción primaria agrícola en general tendrá más oportunidades que otras”.

Como ejemplo muy relacionado con los intereses del auditorio en JoNAlfa 2019 compartió que trabaja con productores alfalferos que realizaron una inversión para una planta de pelleteado en Santa Fe, y de su análisis económico financiero se desprende que trabajan sobre la idea de una Tasa Interna de Retorno de 11%, que es un diferencial re rentabilidad muy atractivo.

La leche y la carne, ¿cómo vienen?
El experto dejó como perspectiva que los lácteos mostrarán niveles de consumo muy deprimidos, que irá mejorando a medida que mejore el ingreso de las familias.

-Y ¿qué cree que pasará con la oferta de leche?
-Eso va a depender del precio de la leche en polvo a nivel internacional. Si se mantiene como ahora en torno a los U$S3000, el negocio va a funcionar.

Respecto al mercado de carnes Carlos Seggiaro avizoró que la demanda china seguirá alta, sustentada en un cambio cultural en el ingreso de las familias orientales. El 40% del consumo de carnes es porcina y tiene una participación creciente la carne de ave y la vacuna. “Esta demanda se mantendrá estable pues los chinos que integraron la carne no quieren regresar al arroz como única fuente proteínica. De todos modos no perdamos de vista que toda la producción porcina argentina podría alimentar solo cinco días a los consumidores ese país de Lejano Oriente”, precisó Seggiaro y le dio real dimensión a Argentina como jugador en el comercio mundial de carne de cerdo.

Respecto a la ganadería de carne, Seggiaro consignó que se exporta el 28% de la carne vacuna local y el problema está centrado en la alta faena de hembras, atraída por los tentadores precios. “Tenemos una tasa de faena del 52% cuando históricamente fue del 49,5% con lo que se observa un principio de liquidación de vientres, y por nivel de endeudamiento que muestra el sector no creo que esta tendencia se revierta en el corto plazo”, hizo saber el especialista.

-¿Cuál cree que será el comportamiento del sector cárnico en 2020?
-Creo que en los primeros meses del año que viene van a mejorar sensiblemente. No regresa la Mesa de los Argentinos y el indicio que nos lleva a pensar esto es que hay una fuerte inversión en la industria frigorífica y este sector no se mueve sin señales claras del gobierno que viene.

-¿Y el consumo local?
-Por primera vez el consumo de carne de pollo y cerdo sumada es mayor que el consumo de carne vacuna. Tengo la idea que va a seguir “planchado”.

“Viene otro modelo productivo, que tendrá oportunidades sectoriales que si son aprovechadas pueden promover rentabilidades aceptable. Piensen que la línea de trabajo para el nuevo gobierno pasa por Industrializar la ruralidad, Valor Agregado en Origen, Incremento de las exportaciones con alto valor agregado, Desarrollo Territorial, Prácticas Asociativas y Cohesión social, entre otras.  Pasen y vean”, cerró el docente villamariense en JoNAlfa 2019.


Por Osvaldo iachetta – Redacción TodoAgro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *