Schiaretti junto al sector de la maquinaria agrícola impulsa una Ley Nacional para la recuperación de esta industria

  • Para generar más producción que pueda sustituir las importaciones.
  • Apunta al desarrollo del sector, la innovación y la generación de nuevos empleos.
  • Se trata de un sector de gran desarrollo, con una fuerte dinámica de innovación e incorporación de tecnología.

El gobernador Juan Schiaretti mantuvo hoy, junto al ministro de Industria, Comercio y Minería, Eduardo Accastello, una reunión con representantes de la Cámara Nacional de la Maquinaria  Agrícola, la Asociación de Fabricantes de Maquinaria Agrícola de Córdoba y, representantes del sector pertenecientes a las provincias de Buenos Aires y Santa Fe; en la que se planteó la necesidad de una Ley Nacional de la Maquinaria Agrícola.

Participaron también, el presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas, Néstor Cestari; la empresaria cordobesa Rosana Negrini, integrante de la misma Cámara y la presidenta de la Asociación de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas de Córdoba, Luciana Mengo.

Cabe señalar que durante 2020 Córdoba incrementó su producción de maquinaria agrícola en un 60 %, en tanto el promedio nacional de aumento fue del 30 %.

Se trata de un sector desarrollado, con una fuerte dinámica de innovación e incorporación de tecnología, no obstante, la importación de maquinaria agrícola y de sus componentes desde el exterior aún sigue siendo importante.

Por ello, en el marco del encuentro el gobierno ratificó su compromiso de trabajo articulado para agregar más tecnología al desarrollo de piezas y productos del rubro.

Es por ello que surge la necesidad de trabajar en una Ley Nacional de Maquinaria Agrícola que promueva su desarrollo y expansión, permita mayor incorporación de tecnología de última generación y apunte a fortalecer la producción local para que pueda sustituir parte de las importaciones, generando mayor competitividad y nuevos empleos.

La importancia que tiene la producción agropecuaria y agroindustrial desde hace más de un siglo en Argentina, no sólo está dada por sus volúmenes de producción, empleo y competitividad, sino también por su capacidad contributiva y por los saldos de exportaciones que lo referencian a nivel nacional, convirtiéndolo en uno de los sectores estratégicos más importantes del país.

Argentina comenzó con la fabricación de implementos agrícolas a fines de 1800 y desde 1920 se intensificó esta fabricación nacional y de las máquinas, llegando en 1929 a fabricar la primera cosechadora automotriz.

Un reciente estudio del IERAL de la Fundación Mediterránea, destaca que sobre un total nacional de 1202 empresas terminales y proveedoras de agropartes,  533 pertenecen a la provincia de Santa Fe, 399 a la provincia de Córdoba y 163 a la provincia de Buenos Aires, con más de 25.000 empleos directos que, considerando su impacto en las actividades relacionadas, se deben sumar otros 30.000 empleos indirectos.

Es necesario trabajar en un Régimen de Recuperación y Promoción de la Industria Nacional de Maquinaria Agrícola para recuperar la fabricación de cosechadoras y tractores, incrementar la integración nacional, mantener y ampliar el empleo industrial, incrementar las inversiones en la industria, sobre todo en la compra y aplicación de los últimos desarrollos tecnológicos y de automatización e incrementar las exportaciones del sector para equilibrar la balanza comercial internacional de maquinaria agrícola, todo lo cual va a implicar mayor competitividad, más producción y más empleo para las regiones donde están instaladas las industrias locales.

Con posterioridad a la reunión mantenida con el Gobernador, el ministro Eduardo Accastello planteó esta iniciativa ante el Foro Regional para el Desarrollo Productivo Federal Centro-Cuyo, lo cual fue bien recibido por las autoridades del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *