Regresó a su hábitat una osa melera rescatada en febrero

  • Había sido encontrada por Policía Ambiental en un campo de Las Peñas con parte de su pelaje quemado.
  • Se rehabilitó en la Reserva Natural Tatú Carreta de la localidad de Casa Grande y como ya se encontraba en condiciones de regresar a su hábitat natural se liberó en Chancaní.
  • En Córdoba, el estado de conservación de los osos meleros es vulnerable.

Personal de Policía Ambiental liberó una osa melera al oeste de la provincia de Córdoba, en la localidad de Chancaní. Esta hembra había sido rescatada en febrero de este año, cuando vecinos de Las Peñas la encontraron con parte de su pelaje quemado y dieron aviso a las autoridades de la repartición del Ministerio de Coordinación.

El animal fue examinado por veterinarios de la Reserva Natural Tatú Carreta ubicada en Casa Grande que se dedica al cuidado y rehabilitación de fauna silvestre. Los especialistas detectaron que la quemadura era superficial y no había lastimado a la osa melera, por lo que luego de cumplimentar la cuarentena protocolar indicaron que era posible su reinserción a la naturaleza.

El oso melero (Tamandura tretradactyla) es un mamífero sudamericano que llega en su distribución más austral hasta el centro de Argentina, puntualmente en Chancaní donde fue liberado. Es un animal pasivo, arborícola y se alimenta de hormigas, termitas o miel.

La conservación de esta especie se encuentra en la categoría vulnerable lo que significa que, de no mediar acciones de conservación que lo protejan, presenta una alta probabilidad de convertirse en una especie en peligro de extinción. Por ello es muy importante el trabajo conjunto entre las diferentes instituciones que hacen posible que la fauna silvestre regrese a su hábitat natural.

El director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo, explicó que es una especie solitaria que puede habitar tanto en los árboles como en el suelo y su zona de distribución en Córdoba es al norte de la provincia. Puede verse amenazada por diferentes causas tales como la pérdida de hábitat o el ataque de otros animales, pero también el desconocimiento de las personas sobre la fauna silvestre.

Al respecto el funcionario enfatizó: “Salvo que se encuentre en peligro y deba ser resguardado, como en este caso, lo que recomendamos a los ciudadanos cuando se encuentren con un ejemplar de fauna silvestre es que lo dejen seguir en su hábitat”.

Policía Ambiental recuerda a la comunidad que si alerta una situación que pueda estar dañando el ambiente, los recursos naturales y/o los recursos hídricos en la provincia se reciben denuncias a través de los siguientes canales: llamando al 0351-4420924 (de lunes a viernes, de 9 a 15 h), por correo electrónico a Policia.Ambiental@cba.gov.ar o vía web haciendo clic acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *