La “ropa inteligente” que cuida a la mamá y al bebé

Científicos cordobeses diseñan prendas que previenen la muerte súbita del bebé y controlan el embarazo. El proyecto se financia con aportes del Fondo Tecnológico Córdoba del gobierno provincial.

Un grupo de investigadores avanza en el desarrollo de indumentaria con un alto componente tecnológico. Con epicentro en la Incubadora de Empresas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), los científicos ya pueden exhibir dos productos: una remera para el control del embarazo y un body que previene la muerte súbita en bebés de hasta un año.

El coordinador del equipo es Martín Moya, un médico e investigador formado en la UNC, que se especializó como pediatra en el Hospital Nacional Juan P. Garrahan y luego ejerció la profesión en Estados Unidos durante 10 años. Para el proyecto, Moya sumó a tres médicos y a egresados de las carreras de Biomedicina, Ingeniería Electrónica y Sistemas.

“Hacemos textiles inteligentes para la salud”, resume y agrega que el punto de partida fue el diseño para las embarazadas. Las prendas tienen sensores para relevar algunos indicadores clave, que luego son procesados, “traducidos” a algoritmos y enviados por Bluetooth a un celular (smart phone).

Estas investigaciones se financian a través del Fondo Tecnológico Córdoba (Fontec), del Ministerio de Ciencia y Tecnología provincial. Este programa, que incentiva la innovación y el desarrollo de nuevas empresas de base científico-tecnológica, destinó 82,7 millones de pesos en 179 proyectos, en los últimos 10 años.

Control en casa

“La remera permite controlar el embarazo en casa. Toma los datos del bebé y ve cómo funcionan los sistemas simpático y parasimpático. Estos sistemas nos muestran si el bebé está bien o está mal en el útero materno. Poniendo todos estos datos en un algoritmo podemos saber el estado del bebé”, explica Moya.

El control dura 40 minutos y luego la información pasa de la prenda al teléfono celular. La mamá puede ver en la aplicación si los indicadores son normales y tiene la opción de enviarlos a su obstetra. Moya remarca que la embarazada puede hacerse el control todas las veces que quiera. “Una ecografía es como una foto, la remera inteligente posibilita tener algo más parecido a una película (de la gestación)”, dice para ilustrar la diferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *