José Manuel de la Sota – UN AÑO YA

UN AÑO YA

Hay más de un José Manuel de la Sota. Está el hombre que dedicó su vida a la política, el hombre que reunía en sí todos los ingredientes que un gran dirigente debe tener, porque además de sus ideas y sus ideales, de su inteligencia, de sus convicciones, de su increíble capacidad de trabajo, tenía el carisma suficiente para que la gente sintiera el deseo de escucharlo, de estar cerca, de confiar en él y seguirlo hasta donde hiciera falta. Su empatía lo hacía identificarse con los sentimientos de los demás, con sus necesidades, con sus carencias, pero también con sus anhelos. Ese era su combustible, el que hacía que siguiera adelante a pesar de cualquier dificultad, el que le hizo perseverar una y otra vez hasta que logró ser gobernador y dejar su marca en cada rincón de la Provincia. Imposible que los cordobeses nos olvidemos de él, y que los argentinos no pensemos en el gran presidente que nos perdimos.
Y está el José Manuel cotidiano, mi papá, el hombre cariñoso, entrañable, divertido, hasta cándido a veces, capaz de una ternura que la figura pública no se permitía mostrar. Ese José Manuel que muchas veces se ausentaba para ocuparse de los que no podían defenderse solos, y al que pude comprender años después, cuando vi como su labor, su vocación, cambiaba realmente la vida de miles de cordobeses. Y eso me hizo amarlo aun más.
Había un camino que quería recorrer junto a él, que ya no es posible. Pero sí se puede seguir su ejemplo, continuar lo que él comenzó, porque trabajar por los más necesitados es una tarea que no termina nunca, en esta realidad injusta que nos toca vivir. Él me enseñó a no bajar jamás los brazos. Es la mejor enseñanza que como hija, pude haber recibido.
Nunca dejaré de reconocer que era un ser humano con sus virtudes y sus errores. Pero sin dudas, fue un ser humano excepcional.

Estudia desde tu Casa

Estudia desde tu Casa

Natalia De La Sota.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *