EL CENTRO DE DESARROLLO DEPORTIVO GÜEMES, ESPACIO DE ENCUENTRO SOCIAL

  • Reabrió sus puertas en los últimos días luego de estar cerrado temporalmente por refacciones edilicias.
  • La Agencia Córdoba Deportes aportó materiales y empleados del lugar realizaron los trabajos.
  • Están permitidos entrenamiento funcional al aire libre y musculación, pero más adelante se sumarán otras actividades.

Las instalaciones del Centro de Desarrollo Deportivo Güemes lucen renovadas. Este espacio de la Provincia, ubicado en barrio Güemes de la ciudad de Córdoba, permaneció cerrado en forma temporal por refacciones edilicias y reabrió días atrás. Los materiales fueron aportados por la Agencia Córdoba Deportes y los empleados del lugar pusieron la mano de obra durante tres meses.

Se trata de una institución preferentemente utilizada por vecinos del barrio, aunque abierta para cualquiera que desee ejercitarse y recrearse.

Los espacios reacondicionados son salas de gimnasio, dos altillos, salón grande, playón y sector de juegos. En el interior del edificio se pintaron pisos, paredes, aberturas y rampas, y se arreglaron aparatos de musculación. En ámbitos exteriores se mejoraron barandas, mosaicos y cestos de basura, se reparó la pileta, y se recuperaron juegos para niños.

El playón situado cerca del quincho fue pintado y demarcado. Allí, en el futuro, podrán practicarse vóley, básquet, hándbol y patín. Por ahora, estos deportes no están habilitados, como tampoco boxeo, fútbol, yoga, karate, atletismo infantil y hóckey sobre césped (para niños de 5 a 14 años). Necesitan aprobación del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) y protocolos.

Viviana Monelli, coordinadora del Centro de Desarrollo Deportivo Güemes, destacó: “La idea fue renovar el lugar con la ayuda de la Agencia Córdoba Deportes, que nos brindó todos los elementos que necesitábamos; y el playón es algo que se sumó para brindar más actividades”.

Por ahora, sólo están permitidos entrenamiento funcional al aire libre y musculación, de lunes a viernes de 14 a 20. Al gimnasio asisten más de 20 personas. Se asignan turnos de 45 minutos y es condición ingresar con barbijo. El centro deportivo provee alcohol sanitizante para cumplir los protocolos de prevención del Covid-19. Los asistentes pagan una cuota social mensual de 600 pesos.

En estos días se suman al gimnasio cuatro mujeres judicializadas, que pueden usar los aparatos sin costo alguno.

“Hay que agendar turnos porque la sala de musculación tiene capacidad limitada para tres personas; en espacios al aire libre y el salón grande se permiten cinco”, indicó la profesora Natalia Cortesini.

El salón grande es utilizado para actividades circenses como acrobacias y malabares, además de gimnasia en tela. Cuatro profesores de educación física monitorean los ejercicios: Ricardo Romero, Ismael Argañarás, Dante Mezzopeva y la citada Cortesini.

Gratis para discapacitados

En el Centro de Desarrollo Deportivo Güemes hay un área de discapacidad de carácter gratuito para los participantes. Incluye fútbol para no videntes y personas de talla baja.

Monelli anticipó que se brindarán clases de ritmos y aeróbica más adelante. Y está en evaluación la posibilidad de incorporar una escuela de árbitros de fútbol. “Invitamos a la gente a acercarse, conocer y sumarse a las actividades; queremos que venga todo el barrio”, expresó la coordinadora.

Además de Monelli y los profesores, se desempeñan cinco personas en servicios generales y dos en administración.

Para inscribirse, los interesados deben concurrir a calle Simón Bolívar 836, completar ficha de inscripción y declaración jurada, presentar apto médico, y abonar la cuota social a través de una cuenta bancaria.

En el verano el lugar se mantendrá abierto. “Queremos que los niños sigan haciendo actividades, al menos las habilitadas; y si llegan a autorizarse los natatorios, tendremos pileta libre para grupos reducidos y por turnos”, anticipó Monelli.

Para más informes, comunicarse con el teléfono (0351) 4334222.

Edificio centenario

El edificio del Centro de Desarrollo Deportivo Güemes es centenario: una placa indica que es de 1920, cuando al actual barrio Güemes se lo conocía como Pueblo Nuevo.

En ese entonces el lugar funcionó como biblioteca y cumplió necesidades sociales, al contar con baños y duchas públicos. Esto es así porque hace 100 años buena parte de la población no tenía instalaciones domiciliarias de agua corriente.

De hecho, en el viejo edificio funcionaron desde aquel 1920 los primeros baños y lavaderos populares de la ciudad de Córdoba. A veces, había que hacer cola para ingresar a higienizarse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *