Córdoba: coimas y connivencia entre empresa contratista y gobierno municipal

Córdoba: coimas y connivencia entre empresa contratista y gobierno municipal

En cordobés a las grandes coimas a funcionarios se las llama “aforos”. Así lo puso de manifiesto un divorcio y reclamo por desapoderamiento matrimonial, que derivó en una denuncia sobre hechos de corrupción y cohecho. En esta se apunta la connivencia de la empresa contratista Ciar S.A. con altos funcionarios municipales del gobierno de Cambiemos, que encabeza el intendente Ramón Mestre. La ex esposa de uno de los dueños, Luciano Merino, señaló además que hay cobertura judicial para no investigar el caso. Por ello denunció al fiscal anticorrupción de Córdoba ante el jury de enjuiciamiento. Por su parte, La Voz del Interior del grupo Clarín aportó blindaje mediático, al negarse a cubrir esas causas judiciales, aduciendo que podría parecer una “operación política” antes de las elecciones.

Por Guillermo Posada para Striptease del Poder
En mayo pasado se presentó en tribunales de Córdoba una denuncia generada desde las entrañas de una de las principales contratistas de la obra pública en la ciudad, afirmando que funcionarios de la Municipalidad de Córdoba habrían cobrado coimas por el 20% del valor de la construcción del “Nexo cloacal de la avenida Duarte Quirós”, la ampliación de la red de cloacas en barrio Alberdi, financiada con fondos nacionales.
La denuncia se originó a partir de una controversia familiar por un presunto desapoderamiento de bienes, en el marco del divorcio entre Carina Cravero y Luciano Merino, hijo de Carlos Merino, dueño de la constructora cordobesa Ciar S.A.
Cravero se presentó en Tribunales, patrocinada por el abogado Marcelo Touriño, para reclamar que las empresas, donde figuraba Luciano Merino como propietario, habían transferido sus bienes a otras empresas creadas a tal efecto y dirigidas por testaferros, con el fin de no dividir la mitad de los bienes gananciales de la sociedad conyugal. Y aseguró, en ese marco, que los Merino comentaban habitualmente en la mesa familiar el alto costo de las coimas que cobran los funcionarios municipales para que la firma Ciar acceda como contratista a la obra.
Touriño es un abogado prestigiado en el foro local, doctor en Derecho Internacional y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba, que ha llevado adelante resonantes casos de corrupción política y judicial, entre ellas la causa por enriquecimiento ilícito del ex gobernador Eduardo César Angeloz.
Ciar es una de las empresas contratistas de obra pública que más despliegue está mostrando en la ciudad, surfeando la cresta de la ola de obra pública macrista, que el intendente Ramón Mestre anunció para esta campaña electoral, maremoto constructivo que el diario La Voz del Interior (Clarín) calculó en diciembre pasado, en 5 mil millones de pesos.
Carlos Merino, jefe del clan familiar, conduce la empresa junto a sus hijos Luciano y Sebastián, que no limita su ámbito de acción a la capital provincial, sino que también anuncia obras públicas en las ciudades del interior Río Cuarto, Villa María, Villa Carlos Paz, La Calera o Embalse Río Tercero. Con histórica presencia en las comisiones directivas del Club Atlético Talleres, Merino también acredita la ejecución de refacciones en el estadio “La Boutique” que el club tiene en Barrio Jardín.

© Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *