Córdoba avanza en el desarrollo de su Mapa de Suelos

  • En los últimos cuatro años se relevaron 5.000.000 de hectáreas y se inició el proceso de digitalización.
  • Es una herramienta vital para el manejo de los campos y la toma de decisiones.

La necesidad de contar con información del recurso suelo de nuestro país ha impulsado desde hace más de 50 años el trabajo conjunto del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y los gobiernos provinciales. Es por ello que desde 1968 y en el marco del Plan Mapa de Suelos de la Región Pampeana, se han inventariado de manera sistemática millones de hectáreas de suelo argentino.

Estudia desde tu Casa

Si bien hasta la década del 90 funcionó en todo el territorio nacional un equipo técnico experimentado llevando a cabo dicha labor, a medida que se fue completando la cobertura, la capacidad operativa se redujo de manera considerable. Dando cuenta de esta situación, desde el año 2016 el ministerio de Agricultura y Ganadería provincial retomó el proyecto y, conjuntamente con el INTA, puso nuevamente a la provincia de Córdoba a la vanguardia en materia cartográfica.

Estudia desde tu Casa

Los equipos técnicos trabajan tanto en campo como en laboratorio.

Los avances

En los últimos cuatro años de trabajo se relevaron tres millones de hectáreas de suelo cordobés a escala 1:50.000 semidetalle, y dos millones de hectáreas a escala 1:100.000 general. En total, se invirtieron para esta tarea ocho millones de pesos.

Además del trabajo de relevamiento, la digitalización de toda esta información es fundamental para que los usuarios puedan acceder de forma rápida y eficiente. Al día de hoy ya se digitalizaron unas 3.5 millones de hectáreas. Distintas regiones del centro, sur y este cordobés ya se encuentran on line.

Desde la página institucional del ministerio de Agricultura y Ganadería se puede acceder a toda la información de las Cartas de Suelo. Allí pueden ser consultadas 22 cartas en las cuales se detallan los resultados de los estudios de campo, gabinete y laboratorio efectuados, presentados en forma de textos explicativos y de mapas a diversas escalas.

Destinatarios

Los Mapas de Suelos están dirigidos a extensionistas y agrónomos para que las utilicen en sus tareas de divulgación, asesoramiento y manejo de campos, a los ingenieros civiles e hidráulicos para sus proyectos de construcción de caminos, edificios y otras estructuras para las cuales deben poseer datos sobre propiedades de los suelos.

El usuario del Mapa de Suelos también es el productor agropecuario, porque de acuerdo a cada tipo de suelo que hay en un lugar, va a ser el uso recomendado del mismo. El propósito es ayudarlo a conocer mejor sus tierras y contribuir a que las maneje en forma adecuada, aumentando su nivel de aprovechamiento.

Finalidad y potencialidades

Los Mapas o Cartas de Suelos poseen diversas finalidades entre las que se destacan:

  • Divulgar conocimiento respecto a las propiedades de los suelos, aprender sus características y aptitudes, así como también, mostrar su distribución geográfica dentro de un área. Ello es fundamental para planificar racionalmente el uso del suelo.
  • Definir políticas agropecuarias, establecer criterios para la administración del crédito y dar las bases para la investigación y experimentación agropecuaria.
  • Determinar la capacidad de uso de los suelos, estimar su productividad bajo determinados niveles de manejo y clasificar cada tipo de suelo presente de acuerdo a la aptitud de uso y dar a conocer algunas normas generales para su manejo y conservación.
Audio: Entrevista con Marcos Blanda, secretario de Agricultura de la Provincia

Etapas del proceso

La elaboración de los Mapas de Suelos comprende distintas etapas sucesivas.

  • Delimitación tentativa en gabinete de los límites de las diferentes unidades de suelos sobre fotografías aéreas, imágenes satelitales y cartas: búsqueda y relevamiento de información preliminar y fotointerpretación de imágenes aéreas, permitiendo clasificar y separar unidades de paisaje.
  • Relevamiento a campo de los suelos que se centran en el área de estudio con el fin de verificar y/o corregir los límites tentativos de las unidades de suelos.
  • Descripción los diferentes perfiles de suelos de las unidades identificadas y toma de muestras para análisis de laboratorio de los distintos perfiles.
  • Descripción de cada unidad determinando la clasificación taxonómica del conjunto y de cada unidad,  definición y descripción completa de las series de suelos presentes y de la Unidades Cartográficas compuestas.
  • Elaboración y recopilación de la información en un documento (memoria descriptiva) que contendrá: finalidad y alcance de la Carta de Suelos y el área relevada, la naturaleza del área (descripción de la fisiografía de la misma), la descripción taxonómica de los suelos definidos y las características de cada unidad, el manejo y conservación del suelo, la planta y el agua (descripción de las clases y subclases de capacidad de uso de cada unidad, los índices de productividad y las prácticas recomendadas para el manejo y conservación en función de la capacidad de uso asignada a las tierras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *