Cerca de 50 jóvenes sin cuidados parentales logran mayor autonomía

  • El Ministerio de Justicia y DDHH a través de SeNAF participa en el Programa de Acompañamiento para el Egreso de adolescentes sin cuidados parentales (PAE), impulsado por Nación.
  • Se promueve la construcción de un proyecto de vida autónomo y saludable para quienes hayan transitado por dispositivos de cuidados institucionales sin cuidados parentales.
  • Los chicas y chicos que residen en hogares tienen un referente y reciben una asignación económica mensual al momento de egresar de los dispositivos de cuidado.

Hacer el paso de la adolescencia a la juventud con las responsabilidades y cambios que conlleva no es nada sencillo. Menos aún para quienes han transitado gran parte de esa etapa en dispositivos institucionales para niños, niñas y adolescentes y se encuentran llegando a la mayoría de edad.

Por eso, atendiendo esa situación, durante el 2019 la SeNAF adhirió al Programa de Acompañamiento para el Egreso de Adolescentes y Jóvenes sin Cuidados Parentales (PAE) impulsado por SeNNAF Nación. En aquel entonces se empezó a trabajar con 9 jóvenes, pero en la actualidad la cifra ascendió a 48, un número que da cuenta de la importancia y necesidad de este tipo de apoyo y seguimiento para quienes están por egresar o ya egresaron de las instituciones.

“En la actualidad, 48 adolescentes y jóvenes de residencias y hogares de la provincia están incluidos en el programa, de los cuales 30 se encuentran ya en la etapa dos, es decir, egresaron de las Residencias y están dando pasos firmes hacia la vida adulta. Aunque el camino que transitan no es sencillo, y están permanentemente expuestos a desafíos y obstáculos, el acompañamiento que plantea la ley de creación del programa y que garantiza nuestra Secretaría, es una pieza clave». Afirma Guadalupe Zabala directora general de Articulación Intersectorial de SeNAF y responsable de la implementación del PAE en Córdoba.

Y agrega: “Hemos logrado capacitar a 33 agentes para que se desempeñen en el rol referentes como así también a la mayoría de los responsables de las residencias para que acompañen a estos chicos y chicas en la construcción de un proyecto de vida autónomo y saludable”.

Guadalupe Zabala, Directora de inersectorialidad y responsable de la implementación del programa PAE

El programa les garantiza una asignación económica mensual (80% de un Salario Mínino Vital y Móvil) desde el momento del egreso y hasta los 21 años (o 25 años, si continúan estudiando). Además cada uno de ellos cuenta con el acompañamiento personal/emocional de un referente. Para ello se han capacitado a agentes y a la mayoría de los responsables de las residencias.

“A través de este gran programa buscamos, desde la SeNAF, cerrar el círculo de formación en valores de nuestros jóvenes que han transitado distintos períodos de tiempo en los hogares de nuestra Secretaría o a veces en algunas familias. Con el PAE logran dar el salto definitivo en su autonomía para integrarse de manera independiente a la vida en sociedad. Son chicos y chicas que vienen de infancias muy duras con los que hemos ido trabajando muchísimo en las residencias. En esta etapa en la que cumplen su mayoría de edad queremos seguir acompañándolos.  El programa está siendo muy exitoso, son cada vez más los que ingresan al sistema y vemos con satisfacción como logran integrarse a la sociedad como un ciudadano más”, expresa el secretario de Niñez, Adolescencia y Familia José Piñero

Por su parte, Guadalupe Zabala agrega: “Estamos avanzando hacia la provincialización del Programa, de manera de que todos los jóvenes en condiciones de incorporarse, puedan hacerlo. A la fecha, si bien la mayoría egresa de las Casas de Pre egreso que abrió la SENAF en el año 2017, estamos acompañando a chicas y chicos de otras localidades como San Francisco y Río Cuarto. Es destacable la tarea que realizan los referentes porque ponen al servicio de estos jóvenes no sólo herramientas y habilidades para fortalecer sus procesos de autonomía y trabajar en pos de que accedan efectivamente a todos sus derechos, sino que acompañan el rol con mucho compromiso, escucha, empatía y amor”.

José Piñero, Secretario de SeNAF

En primera persona -Priscila tiene 19 años. En 2019 terminó el colegio y egresó de la residencia que se encuentra en barrio Los Naranjos. Para ella no solo es valioso el apoyo económico del programa, sino que destaca el acompañamiento de su referente. “Ella siempre se hace un tiempo para preguntarme cómo estoy, para saber qué estoy haciendo y se preocupa para que yo esté bien. Con ella tengo una conexión muy especial porque la conozco desde que estaba en la residencia Felisa Soaje. La quiero mucho y es muy buena referente»

«Por otro lado, con respecto a la tarjeta, pienso que nos ayuda económicamente y más en la situación en la que estamos por la pandemia. Es una ayuda importante porque cuando uno egresa tiene otras obligaciones: pagar alquiler, luz, agua, comida… Es un empujoncito para egresar. Pero pienso que tenemos que aprovechar esa tarjeta para ir formando nuestro futuro”, explica Prisicila quien ya tiene planes para más adelante: “En esta etapa, mi idea es aprovechar ese apoyo económico para formarme. A mí me encanta todo lo que tiene que ver con la cocina así que quiero anotarme en un curso para empezar a estudiar. Quiero empezar a pagarme ese curso con la tarjeta”.

Zair, del programa PAE

La situación de Priscila es similar a la de Zair quien tiene 19 años y egresó de una de las residencias de SeNAF en el mes enero. “Mi experiencia con el PAE es buena, me sirvió bastante. Por ejemplo ahora justo cuando nos agarró la pandemia a mí se me rompió el teléfono y no sabía cómo mandar los trabajos y esas cosas, así que ese dinero me ayudó para comprarme un celular. También me sirvió mucho para aprender a organizar la plata«.

«Ahora sé que primero tengo que pagar mis obligaciones (luz, agua, gas) y guardo el resto para la comida o algo que necesite. Mi referente, José, me ayudó bastante y cuando no tuve teléfono se contactaba con el otro chico que vivía conmigo para que siguiéramos comunicados. Siempre estuvo atento y cercano a mí. El PAE me permite proyectarme. Ahora estoy buscando un alquiler o pensión para estar solo. Cuando consiga un trabajo, al PAE lo voy a usar para alquiler, impuestos, servicios, y lo que me entre del trabajo para otras cosas mías”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *