Apropiación y activación del protocolo sanitario en las escuelas: un balance positivo

  • El relevamiento realizado por la subdirección de Promoción Social y de la Salud de la cartera educativa, tras las dos primeras semanas de clases presenciales, destaca la construcción de hábitos de cuidado en las aulas.
  • Asimismo, la rápida activación del protocolo ante casos sospechosos o confirmados de Covid-19.
  • También brinda información sobre la cantidad de casos, los integrantes de la comunidad educativa implicados y las medidas tomadas, entre otras cuestiones.

El ministerio de Educación realizó un análisis y balance de cómo se desarrollaron las actividades en las instituciones educativas en los primeros 15 días de regreso a la presencialidad. Además de destacar el rol fundamental de las instituciones escolares para instalar lógicas y prácticas de cuidado —como son la higiene de manos, el uso de tapabocas y el distanciamiento social—, que impactan en el resto de la sociedad, el informe aborda cómo y en qué situaciones se activó el protocolo.

En las 1082 veces que se pusieron en marcha las medidas de prevención y cuidado frente al Covid-19, el 30 % correspondieron a instituciones ubicadas en la ciudad de Córdoba, y el 70% restante, en el interior provincial.

El relevamiento —realizado a partir de la información que las escuelas deben completar y remitir a la cartera educativa cada que se pone en marcha el dispositivo para un retorno seguro y cuidado a clases— indica que en el 44% de las veces se trató de instituciones de gestión privada (de todos los niveles y modalidades educativos) y en el 56 restante de gestión estatal (12% de nivel inicial, 20% de primaria, 18% de Educación Secundaria, 5% de Educación Técnica, 1% de Educación Especial).

Solo en el 4% de los casos se trató de personas con síntomas durante la jornada escolar; en el 45% se notificó que un integrante de la comunidad educativa era contacto estrecho de un caso de Covid-19; en el 10%, una persona con síntomas (48 horas antes de que aparecieran estuvo en la escuela), que se ausenta y avisa. En el 24%, se notificó un caso positivo confirmado.

Respecto a cuál es el grupo al que pertenece la persona por la que se activó el protocolo, el 51% son estudiantes y el 36% docentes (el resto de los casos, se distribuye entre directivos, no docentes, administrativos y otros).

En función del tipo de caso detectado (sospechoso, confirmado, contacto estrecho), la persona involucrada y las medidas de seguridad adoptadas, la autoridad sanitaria interviniente —COE central o regional, hospital, centro de atención primaria, servicio médico privado, entre otros— determinó aislar el caso confirmado (12%), aislar el caso sospechoso (17%), aislar la burbuja (34%), aislar los contactos estrechos (16%) y suspender la actividad presencial en el centro educativo por recomendación de la autoridad sanitaria (9%) u otras medidas (12%).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *