Según informó RAC1, “Leo Messi ha comunicado al Barça que mañana NO se presentará a las pruebas PCR de inicio de la nueva temporada. El argentino mantiene su decisión de no seguir en el club”.

Además, el 10 también ya avisó que no irá a las prácticas. Este sería el quiebre definitivo de la historia de Messi y el Barcelona, aunque ahora el argentino podría ser señalado por incumplimiento de contrato. Habrá que ver cómo se mueven las piezas en el futuro a corto plazo.

En las últimas horas salió a la luz, un video de Josep María Bartomeu en el que explicaba: “Messi tiene un contrato que firmamos hace dos años, de cuatro años, en el que en el último, en la temporada 2020-21, antes de empezarla, puede dejar el Barcelona. Para dejar el fútbol o para irse a otro sitio. También lo tenían otros jugadores como Xavi, Iniesta o Puyol cuando renovaron por última vez”. Y por lo que parece, Leo va por esa decisión.