El boom de los encuentros virtuales durante y después del confinamiento

El confinamiento y distanciamiento social que ha provocado la pandemia del coronavirus durante el último año, ha provocado una verdadera revolución en las aplicaciones de citas y encuentros sexuales que han visto como el nivel de participación de los usuarios se ha incrementado de forma exponencial.

Lo mismo ha ocurrido con las redes sociales. Si antes de la pandemia eran criticadas por el “enganche” que sufrían los usuarios frente a la pantalla, ahora son toda una necesidad para aquellas personas que buscan dejar de lado el distanciamiento social para conocer y contactar con otras personas.

Así pues, las nuevas tecnologías han permitido que, ante la imposibilidad de un encuentro en vivo, podamos tener un contacto virtual para encontrar pareja, conocer gente nueva o tener un encuentro sexual, como ocurre en LATAM, por videollamada con escorts argentinas.

Y es que el encierro y el aislamiento ha obligado a hombres y mujeres a replantearse la forma de relacionarse y esto incluye también el terreno del deseo.

Citas virtuales y fiestas por zoom

Aquellas personas que han tenido que pasar el confinamiento sin pareja o lejos de ella, la
comunicación a través de aplicaciones de citas como Simple Escorts ha sido todo un
descubrimiento.

El acercamiento por videollamada para tener una primera cita o un encuentro sexual virtual ha sido de lo más “light”. Los nuevos comportamientos que ha provocado la pandemia a la hora de ligar han generado entre los usuarios la propuesta de orgías virtuales o “sex parties virtuales” que luego se trasladan a plataformas de videollamadas grupales.

Y no solo ellos. Clubes de striptease de alto nivel y mundialmente conocidos también han trasladado sus fiestas a la red o están relacionando visitas de realidad virtual para poder estar lo más cerca posible de sus escorts.

Además de esta nueva tendencia para llevar a cabo encuentros sexuales, también hay otro sector que se ha adaptado a la nueva realidad. La venta de juguetes sexuales se ha visto incrementada de forma considerable durante la cuarentena, especialmente aquellos que se pueden conectar simultáneamente por internet y que permiten compartir sensaciones con la pareja. Hablamos, por ejemplo, de vibradores como los Klic Klic o los Fundawear basados en sensores de vibración incorporados a la ropa interior y que se pueden conectar a nuestros
smartphones.

Sexteo, ¿qué lo hace tan peligroso?

Cuando las relaciones son a distancia, el “sexting” se ha convertido en la mejor de las opciones para mantener encendido el fuego de la pasión. Pero esta práctica también conlleva sus riesgos, por lo que debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para evitar riesgos.

Pero, ¿qué lo hace tan peligroso? El sexting consiste en enviar mensajes con contenido erótico a través de dispositivos tecnológicos de manera voluntaria. Mensajes de texto picantes, audios subidos de tono, fotos sensuales o vídeos eróticos, todo vale para comunicarse con otra persona para ir directo al grano.

El problema de este tipo de prácticas es que el material se puede enviar a través de cualquier dispositivo digital, ya sea por redes sociales, chats de mensajería instantánea o correos electrónicos, por lo que nuestra privacidad y seguridad se pueden ver vulneradas de forma fácil.

Entre los principales riesgos a los que nos enfrentamos con esta práctica es con la viralización del contenido en redes sociales sin nuestro consentimiento, lo que constituye un delito; la extorsión por parte de la persona que ha recibido el mensaje exigiendo dinero o más material a cambio de no difundir los mensajes; o la suplantación de identidad, ya que mediante esta práctica es muy fácil hacerse pasar por otra persona o por engañar con la verdadera edad para conseguir información íntima de desconocidos.

Por lo tanto, antes de realizar sexting, es importante que lo hagas con gente de confianza y que tenga como objetivo principal estimular el juego erótico con tu pareja para salir de la rutina y disfrutar de una mejor relación sexual con ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *