Nada asegura que la próxima bala no le toque a tu hijo

Estudiá en Balnearia
Cabe destacar que no es la primera vez que en barrio Pueblo Viejo de la comunidad sanguillermina, ubicado a unos 2 Km del centro de la ciudad, se hace justicia por manos propias entre grupos sin que exista una decisiva intervención, tanto desde el poder político, como judicial y policial para resolver la situación que se viene agravando para las innumerables familias trabajadoras que residen en ese barrio.

La justicia a los tiros, pasó a ser parte de los hechos habituales de Barrio Pueblo Viejo, como parte de la cotidiana violencia urbana que se profundiza de manera constante en esa zona, algo que veníamos anticipando desde estas páginas hace varios años y que lamentablemente aquello que alertábamos se termino por concretar este domingo con la perdida de la vida de una joven de 32 años de un disparo con arma de fuego.
Situaciones violentas se viven de manera cotidiana, sobre todo los fines de semana, cuentan temerosos vecinos del lugar que dicen no encontrar respuestas.
Para recordar solo los hechos ocurridos durante este año en barrio Pueblo Viejo, al repasar las crónicas policiales de los acontecimientos más resonantes, nos encontramos con que a fines de abril Fabio Campos (30) recibió un disparo de arma de fuego ejecutado por Mario Díaz domiciliado en Suardi junto a otro sujeto que conducía una moto.
Otro de los hechos tuvo lugar en una vivienda de calle Jonas Larguía, cuando un individuo disparó en tres oportunidades a las piernas de otro sujeto donde se encontraban la pareja del baleado y sus cuñados.
Ricardo Leiva, golpeo salvajemente a Ceferino Schmitdt, con una pala hasta pensar que estaba muerto, en la vivienda ubicada en Foster y Hernández, de ese barrio.
En el mes de octubre habrían incendiado de manera intencional una vivienda  en calle Enrique Foster del Barrio Pueblo Viejo, propiedad de Teodolino Romero, cuando estaba ausente.
La crónica policial la cierra la muerte del joven Ricardo Montiel al recibir un disparo de arma de fuego en su torax, el que habría sido provocado por Nicolás Díaz.
En la mayoría de los casos los hechos habrían tenido su origen de manera directa o indirecta en situaciones vinculadas a la comercialización de drogas, como así también a las adicciones. En ese sentido tampoco se debe dejar de recordar que en el mes de mayo desbarataron a narcos que operaban en Morteros y San Guillermo, a partir de la actuación de la justicia y policía rafaelina. ¿La policía local no estará enterada del manejo del narcotráfico en la localidad?
Si la comunidad sigue siendo una silenciosa observadora, tendrá que ver pasar otros jóvenes cadáveres, que nada asegura que no sea el hijo de quien se queda pensando que el problema es del otro.

Artículo original: http://regionalisimoenlinea.blogspot.com.ar/2017/11/nada-asegura-que-la-proxima-bala-no-le.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/RIho+(Regionalisimo)
© Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *