Morteros: Ingresaron a la municipalidad y nadie habría escuchado la alarma

Estudiá en Balnearia
Ingresaron al edificio municipal por un sector lindante con la policía que no habría escuchado el supuesto sonar de la alarma que según los funcionarios municipales puso en fuga a los delincuentes después de moverse por el interior. Solo habría papeles en el suelo sin que se notara algún faltante aseguraron desde el municipio. Se abre para la fiscalía una compleja investigación para poder decir a la comunidad que pasó.

Personal de limpieza municipal cuando ingresó al edificio municipal se encontró con vidrios rotos, comenzando con la limpieza de los mismos, notando más tarde que entre los mismos había sangre, observando luego una puerta forzada, momento en que dan aviso a la policía.
Estiman desde el municipio que quienes ingresaron al sector de la administración municipal, accedieron a través de un pasillo de ingreso al predio de la Iglesia San Bartolomé, que se encuentra entre el edificio policial y la municipalidad.
Habrían forzado una puerta desde donde les permitió acceder al área de Desarrollo Social y desde ese lugar llegar hasta el área de la Secretaria de Economía, donde habrían roto un vidrio para acceder a la oficina de compra, sector desde donde se accede a la documentación de economía y finanzas, ya que según señalaron no hay dinero en efectivo en el lugar.
En declaraciones a distintos medios el Secretario de Economía Municipal, Gabriel Manavella manifestó que no encontraron ningún faltante, asegurando que lo recaudado se deposita en la cuenta bancaria.
En relación al hecho manifestó que se disparó la alarma, “Una de las puertas forzadas activó la alarma, y se deben haber ido cuando se activó la alarma, porque no alcanzaron a llevar nada, y no había más que papeles en el piso”.
Una investigación compleja
Son varias las líneas de investigación que debería dilucidar la fiscalía que es quien tiene la responsabilidad de decir a la comunidad que es lo que ocurrió en relación a este hecho, por un lado determinar las razones por la que si realmente la alarma sonó, supuestamente la alarma se dispara una vez que los delincuentes, ya se encontraban en el interior del edificio municipal, después de atravesar toda el área de Desarrollo Social, forzar una puerta, romper vidrios, recorrer entre 15 y 20 metros por el interior de la sede municipal, alcanzar a remover papeles que según manifestaron quedaron tirados en el piso. ¿Es posible que una alarma permita realizar tantas cosas antes de dispararse? ¿O fue disparada cuando se retiraron del lugar?. Será el fiscal quien deberá encontrar la respuesta con su investigación.
Otro tema que deberá esclarecer el fiscal, es, si es factible que desde la comisaría no se haya escuchado el sonar de la alarma, al encontrarse el lugar donde habrían llegado los delincuentes que habría provocado que se disparara la alarma y la guardia policial a unos 35 a 40 metros.
Además no se deben dejar de tener en cuenta que el sector por donde suponen que ingresaron es un espacio que tiene una separación de unos tres metros entre el edificio municipal y el policial. Esto podría significar que quienes ingresaron además de ser exageradamente audaces para actuar frente a la policía, deberían haber contado con información demasiado precisa para moverse, entre ella que el sonar de la alarma no sería escuchado por nadie, como así también que no activara ningún teléfono. ¿Podrá la fiscalía dar todas esas respuestas a la comunidad?
© Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *