Brinkmann: Mujer fue estafada a través de un llamado telefónico

Estudiá en Balnearia
Una estafa telefónica sufrió una mujer mayor que entregó una importante suma de dinero a un supuesto empleado bancario. La mujer de 81 años recibió un llamado de una persona que se hizo pasar como familiar indicándole que haga entrega del dinero. La cifra no se dio a conocer pero se habrían hecho de una importante suma de dinero que hasta el momento la policía generó un golpe de efecto allanando un hotel, sin lograr la recuperación del dinero, sus autores, como así tampoco datos sobre los informantes.

Las estafas telefónicas a través del cuento del tío en las cuales, la mayoría de las veces, los blancos son personas que terminan entregando ahorros de toda la vida a los artífices del cuento del tío, sabedores que la policía nada logra probar sobre este tipo de delitos. En este caso se trato de una mujer de 81 años que, luego del llamado telefónico de una persona que se hizo pasar por un familiar, entregó una importante suma de dinero a un supuesto empleado bancario
El hecho ocurrió el último viernes, cuando la mujer recibió un llamado de una persona que se identifico como familiar y le pidió que prepare los ahorros porque una persona de su confianza iba a pasar a retirarlos para cumplir con una disposición bancaria
La mujer así lo hizo, juntó una suma que ascendería a varios de miles, -aunque no fue revelado el monto total como así tampoco el tipo de moneda- y espero que llegara la persona en cuestión. Momento después, cuando sonó el timbre, la confiada víctima le entregó el dinero a la persona que, supuestamente, venía de parte del familiar.
Sin embargo, después, la mujer se entero que el familiar nunca la había llamado, menos aún para pedir que entregue el dinero a un empleado bancario.
Según la información suministrada de manera oficial por la policía de Brinkmann, solo a algunos medios, habría allanado un hotel registrando autos, como así también habrían identificado a personas de la provincia de Buenos Aires que se encontraban en la ciudad por cuestiones personales, logrando de esa manera un buen golpe de efecto ante la sociedad, pero sobre el referido caso no habrían logrado pruebas que les permita tener una orientación para recuperar el dinero entregado por la mujer, como así tampoco para identificar a los autores y menos aún a quienes en el ámbito local suministraron la información para perpetrar el hecho.

 

© Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *