Recomendaciones para evitar accidentes en el agua

Estudiá en Balnearia
  • Desde el Servicio de Medicina del Viajero del Hospital Misericordia brindaron consejos para realizar actividades acuáticas de manera segura en piletas, ríos, lagos y mares.
  • Además, desde Maternidad e Infancia, aportaron indicaciones particulares para el cuidado de niñas y niños.

En la época de mayor concurrencia a piletas, ríos, lagos y mares es necesario tener presentes algunas indicaciones para evitar accidentes. Desde el servicio de Medicina del Viajero del Hospital Misericordia brindaron las principales recomendaciones para realizar actividades acuáticas.

De acuerdo a lo enumerado por Guillermo Bernardini, referente del área, antes de sumergirse en piletas, ríos, lagos o mares se debe prestar atención a las indicaciones de los carteles con advertencias y respetarlas; y seguir todos los consejos y señales de guardavidas.

En piletas -antes de tirarse al agua- se debe considerar el nivel de profundidad y corroborar que no haya nadie en esa zona. Asimismo, se aconseja realizar un uso adecuado de trampolines y toboganes, no correr por el borde de la pileta, ni empujar a otras personas.

En ríos y lagos, hay que asegurarse que esté permitido bañarse y que se trate de sitios habilitados para ello. Se sugiere evaluar peligros y no sobrevalorar aptitudes para nadar, como así evitar sumergirse si hay malestar físico o cansancio, o si se ha consumido alguna bebida alcohólica.

En caso de detectar a personas con problemas dentro del agua, lo mejor es advertir a los presentes y pedir ayuda. Si una persona que se encuentra sumergida presenta alguna complicación debe alertar de su situación con un brazo elevado, lo más alto posible.

Otra advertencia es asegurarse de la profundidad, y en estos cursos de agua, nunca tirarse de cabeza ya que se corre el riesgo de lastimarse con piedras o ramas. También es importante mantenerse en zonas próximas a la orilla.

En mares, además de respetar las indicaciones de guardavidas, se debe atender al código de banderas del estado del mar, aunque se lo vea en calma. Se recomienda permanecer siempre en proximidad a la playa, y en caso de tormentas eléctricas, evitar el ingreso al agua.

Audio: Guillermo Bernardini, Medicina del Viajero.

Consejos para el cuidado de niños y niñas en el agua

Desde la dirección de Maternidad e Infancia del Ministero de Salud, aportaron además indicaciones especiales para el cuidado de los más pequeños. Al respecto, señalaron que, cuando niños y niñas estén en cursos de agua, se requiere siempre de personas adultas atentas a ellos. Una sugerencia desde esa Dirección, es que antes del ingreso de los chicos, se sumerja un mayor, para reconocer y despejar peligros, comprobar profundidad y fuerza de la corriente.

Se aconseja también desconfiar de flotadores, ya que pueden pincharse, y no siempre son eficaces para sostener la cabeza del niño fuera del agua. En ese sentido, los dispositivos más apropiados son los chalecos.

Otra medida preventiva es que en ríos o mares, los menores de dos años solo deben permanecer en la orilla sujetos en todo momento por una persona adulta, ya que pueden ahogarse en pocos centímetros de agua, y en muy poquito tiempo.

Las piletas domiciliarias deben estar protegidas por un cerco que las rodee por completo, con una altura mínima de un metro, y mantenerlo cerrado . Además, no se deben dejar sillas próximas al cerco, ya que los niños podrían usarlas para treparse. Tampoco dejar en la pileta objetos o juguetes que les llamen la atención, ya que probablemente intenten buscarlos.

En el caso de que un niño esté en problemas en el agua, los otros niños deben pedir urgente ayuda a un adulto y no intentar salvarlo ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *