Crecen las estafas telefónicas y el cuento del tío

Estudiá en Balnearia
Las estafas telefónicas y los hechos delictivos a través del denominado cuento del tío se vienen incrementando en la región. Al estar las posibles víctimas más alertadas en las grandes ciudades, la modalidad se incrementa en poblaciones más pequeñas. Además en nuestra región ese tipo de hechos hasta el momento no fueron esclarecidos por los investigadores, lo que hace que sigan apuntando hacia este sector de la geografía cordobesa y santafesina.

Por otra parte si bien en menor medida también se generan fraudes cibernéticos a través de suplantación de sitios web conocido como phishing y Protocolo Voz sobre IP denominado vishing, el robo de datos personales identificado como smishing.
Una mujer jubilada en San Cristóbal recibió un llamado telefónico de un número con característica 011 de una persona que se hizo pasar por personal de Anses, manifestando que estaba en condiciones de percibir la suma de 92 mil pesos en concepto de reparación histórica, pero para poder acceder a la misma debía realizar una transferencia bancaria para el pago de gastos.
A una mujer de 72 años en Suardi le robaron unos 30 mil pesos al presentarse un individuo que se hizo pasar como operario de la Empresa Provincial de Energía manifestando que había sido enviado para realizar un control para que ella pueda acceder a un descuento.
Una vecina de 81 años en Brinkmann después de recibir un llamado telefónico en la que una persona se hizo pasar como familiar, lograron engañarla para que le entregara el dinero a un supuesto empleado bancario.
Un hombre de 72 años al ir a efectivizar la jubilación de su esposa en un cajero de la sucursal Bancor de Morteros fue engañado por un joven que le llevó el dinero que tenía depositado
Estos son solo algunos de los hechos denunciados en nuestra región, de los cuales ninguno de ellos logró ser esclarecido por los investigadores, lo que permite a los delincuentes seguir trabajando con tranquilidad frente a las desprevenidas posibles víctimas.
Modalidades
Las modalidades más utilizadas son mediante llamados telefónicos engañando a la gente haciéndose pasar por representante de algún organismo o diciendo que ganaron un determinado premio, como así también haciéndose pasar por familiares, en todos los casos les solicitan que realizan una transferencia bancaria para cubrir gastos e impuestos, como así también las transferencias de dinero las piden que se realicen por Western Union u otra compañía de giro de dinero, como así también por intermedio de Rapipago y Pago Fácil.
Pero existe otra modalidad que es más peligrosa porque el delincuente cuenta con información de la persona y en muchos casos del grupo familiar que obtuvo previamente a través de algún informante. Esto le permite conocer la existencia de dinero y joyas, las que obtiene mediante diferentes ardides, conocidos como el cuento del tío. Uno de los más utilizados es el que manifiestan informar en nombre de algún organismo o banco de manera confidencial que determinados billetes van a dejar de tener valor y si no los cambia perderá todo.
Según especialistas en la materia manifiestan que esta información la obtienen accediendo a base de datos de los bancos utilizando tecnología de avanzada, como así también existen casos en la que la víctima con anterioridad entregó información a un desconocido que logró empatía al pasar por su casa ofreciendo algún producto, o en otros casos cuentan con un informante local que se encarga de realizar inteligencia.
Otro de los métodos es dar la noticia a sus víctimas de que resultaron beneficiarios de un sorteo y recibirán sustanciosos premios como un automóvil, un viaje o importantes sumas de dinero, manifestando contar con diferentes avales entre otras cuestiones para captar la atención de la persona que va a ser estafada para a partir de ahí comenzar a recabar información acerca de datos personales hasta llegar a su propósito específico: obtener que el damnificado efectúe un depósito de dinero bajo el concepto de “fletes o gestión administrativa”, concretándose de este modo la estafa ya que la entrega del bien, nunca se materializará.
 
Algunos consejos para no caer en la trampa
No se debe aceptar ofertas de extraños y menos aún compartir con estos,  información personal.
Jamás debe revelar datos personales, mucho menos claves de tarjetas o claves PIN.
Es aconsejable añadir los números telefónicos en el registro nacional para quedar excluidos de las listas de vendedores telefónicos. No resuelve el problema, pero protege.
Tener en cuenta que ningún banco o empresa seria solicita datos vía telefónica, correo electrónico o mensajes, como así tampoco irán a domicilio a cambiar billetes. En todos estos casos se trata de una estafa.
Desconfiar siempre de promociones en la que se regala o se reciben jugosos descuentos sobre bienes caros.
Cuando vaya a una entidad bancaria evitar por todos los medios ser vista al momento de retirar dinero y tratar de identificar a la mayor cantidad de personas que se encuentran en el lugar, incluida la policía. Esto es para que en caso de que se produzca alguna estafa poder aportar datos a la policía sobre la posibilidad de algún informante.
No responder a correos desconocidos o spam. No ingresar contraseñas, sobre todo bancarias, a algún sitio al que se llegó por un correo electrónico, chat o mensaje de texto; evitar proporcionar información financiera y llamar directamente a la institución bancaria ante cualquier duda.
En caso de recibir estos llamados sospechosos cortar de inmediato, tratar de visualizar el número desde el cual se recibe la llamada, como así también anotar la fecha y hora. Nunca devolver estas llamadas y dar aviso de inmediato a la policía.

Fuente: © Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *