Coronavirus: cómo se prepara la Red Hospitalaria Provincial

Estudiá en Balnearia

Coronavirus: cómo se prepara la Red Hospitalaria Provincial

  • El Hospital San Roque Nuevo continúa con los trabajos para adecuar 7 pisos para camas críticas y comunes.
  • La Provincia trabaja en la adquisición de respiradores para convertir en críticas camas comunes de aislamiento, en caso de que la situación lo requiera.
  • El 30 de marzo comenzará a funcionar el Hospital Elpidio Torres, un nuevo centro asistencial público en la zona noreste de la ciudad de Córdoba.
  • En el interior provincial se sumaron los seis nodos principales. Están ubicados estratégicamente en distintos departamentos.

La Provincia continúa trabajando para adecuar los hospitales que integran el nuevo esquema de red para el abordaje de la contingencia mundial del coronavirus COVID-19.

En la Capital provincial, el Hospital San Roque Nuevo continúa con los trabajos para adecuar 7 pisos para camas críticas y comunes, con la respectiva instalación eléctrica y de gases medicinales. Además, se trabaja en la adecuación del hall central para circulación de pacientes y personal sanitario, así como también del sector de Guardia. Además, se realizó la platea en el terreno lateral del predio en donde el Estado nacional instalará un hospital modular con capacidad de 70 camas para internación común.

Coronavirus: avance de obras en el nuevo Hospital San Roque

En total, el hospital contará con 330 camas: 173 críticas, de las cuales son 143 nuevas -creadas para la contingencia- y 157 camas de internación común.

En tanto, en el Hospital Rawson ya están colocados los módulos sanitarios que serán destinados a consultorios y Farmacia. Además, luego de nivelar el terreno y concluir las tareas, se inició hoy la instalación de carpas que contendrán 60 camas de internación comunes, y dormitorios y salas de estar para el personal de guardia.

El hospital tiene hoy habilitadas las siguientes camas críticas con respirador: 10 camas en el área de UTI y UCI, 22 camas en el pabellón 5, 20 camas en el pabellón 6, y 24 en el pabellón 2 -ya operativas con equipamiento médico-. Se sumarán 4 camas críticas en el sector de guardia y otras 10 en el pabellón 6.  En total, el hospital contará con 150 camas, de las cuales 90 serán críticas y 60 camas serán comunes en carpas modulares.

Por otro lado, en el Hospital de Niños, centro de referencia para la atención de casos de coronavirus en personas de hasta 15 años de edad- se estableció un sistema de “circulación restringida”, que funcionará para brindar una atención diferenciada a los posibles casos de coronavirus.

Además, se acondicionó el primer piso de manera tal que dos de las alas de internación serán destinadas a atender posibles casos. Contará con la aparatología y el mobiliario necesarios para dar respuesta tanto a niños que presenten síntomas leves, como a aquellos con una situación de salud más compleja. En total, este hospital contará con 72 nuevas camas, de las cuales 52 son críticas.

El Hospital Florencio Díaz, por su parte, estará destinado a la atención de mujeres embarazadas que hayan contraído el virus. Contará con 92 camas, de las cuales 52 son críticas y 40 comunes. Las camas comunes estarán ubicadas en una carpa que se instalará para tal fin.

Por otro lado, tal como fue anunciado, el 30 de marzo comenzará a funcionar el Hospital Elpidio Torres, un nuevo centro asistencial público en la zona noreste de la ciudad de Córdoba, que tendrá la función de recibir la demanda no relacionada con COVID-19, lo que permitirá descomprimir al Hospital San Roque, donde se atenderán solamente casos de COVID-19. Cuenta con sala de guardias, cuatro quirófanos, shock room, consultorios externos y diagnóstico por imágenes.

El hospital del noreste se habilitará el 30 de marzo

Los hospitales del interior también se preparan para la contingencia

A los hospitales de Capital destinados a abordar casos de coronavirus, se suman los seis nodos principales para abordar estos casos en el interior provincial: los hospitales San Antonio de Padua de Río Cuarto; Domingo Funes de Santa María de Punilla; Vicente Agüero de Jesús María; Bernardo Iturraspe de San Francisco; Luis Pasteur de Villa María y Luis F. María Bellodi de Mina Clavero.

Se trata de hospitales que cuentan con una estructura con entradas y salas de espera independientes, consultorios de febriles, y camas críticas. Además, están ubicados estratégicamente en distintos departamentos. El nuevo esquema permitirá a los hospitales de zonas cercanas seguir funcionando y cubrir la demanda habitual.

Covid-19: los hospitales del interior se preparan para la contingencia

En el Hospital Pasteur de Villa María, se destinarán 41 camas, de las cuales 20 son críticas y 21 camas comunes.

Por su parte, el Hospital de San Antonio de Padua de Río Cuarto contará con 44 camas, de las cuales 28 son críticas y el resto 16.

Asimismo, el Hospital Iturraspe de San Francisco contará con 34 camas, de las cuales 16 son críticas y 18 comunes.

El Hospital Vicente Agüero de Jesús María contendrá toda la zona del corredor norte de la provincia. Para esto, contará con 25 camas, de las cuales 10 son críticas  y 15 comunes en salas de aislamiento que podrán adaptarse a camas críticas.

Además, Hospital Domingo Funes recibirá la demanda de todo el corredor de Punilla. Para esto, contará con 39 camas, de las cuales con 11 camas son críticas y 28 camas en salas de aislamiento con posibilidad de adaptar a camas críticas en caso de requerirse.

Finalmente, el Hospital de Luis M. Bellodi de Mina Clavero, estratégicamente ubicado en Valle Traslasierras, dispone de 5 camas críticas y 21 camas en salas de aislamiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *