Continuará la entrega de ayudas reintegrables Vida Digna hasta beneficiar a 70 mil familias

Estudiá en Balnearia

Así lo anunció el gobernador Juan Schiaretti durante el acto realizado este viernes en el Centro Cívico, en donde 400 familias recibieron la cuota inicial de 15 mil pesos. En su discurso dijo que ya se concretó la entrega de 67 mil préstamos para construir una pieza o un baño.

El gobernador Juan Schiaretti encabezó este viernes, en la Sala de Situación del Centro Cívico, la entrega de la primera de dos cuotas de 15 mil pesos  correspondiente al plan Vida Digna a 400 beneficiarios, por un monto de 6 millones de pesos. En su discurso, reveló que ya hay 67 mil familias que  han recibido el préstamo a tasa cero que les permite construir una pieza o un baño y anunció que continuarán las entregas hasta alcanzar a las 70 mil.

“Para mí es una alegría darle continuidad a un programa que no existe en ninguna otra provincia y también quiero manifestarles mi satisfacción  porque sabemos que todos cumplen con el compromiso que asumen y se hacen la pieza o el baño que necesitan. Y aún más, son capaces de estirar el dinero y sacarle todo el provecho para mejorar la casa donde viven más allá de lo planificado inicialmente”, enfatizó Schiaretti.

También destacó que eso deja a las claras “que cuando a la familia se le brinda la oportunidad, la aprovecha y eso habla de la potencia y de la polenta  que tenemos los cordobeses”. La ayuda reintegrable que ya han recibido 67 mil familias tiene carácter solidario, ya que está contemplada la devolución del dinero en cuotas de 250  o 125  pesos mensuales, de acuerdo a la capacidad adquisitiva  del beneficiario.

El Gobernador afirmó que el principio rector de un programa como Vida Digna es el interés tradicional de las familias humildes por trabajar unidas  para mejorar y hermosear la casa de todos y recordó que en su niñez era  habitual que  los hijos de familias trabajadoras  ayudaran a los adultos y que  los niños fueran testigos y actores privilegiados de esas tareas comunitarias.

“Si en aquellas épocas hubiéramos tenido la chance de recibir un crédito seguramente habríamos hecho el trabajo más rápido. Y de eso se trata -subrayó- que las familias puedan recibir un empujoncito”. También señaló la importancia que no se cobre ningún tipo de interés, ya que quienes lo necesitan pertenecen a sectores de la población que no tienen acceso al circuito financiero convencional.

En cuanto al reintegro, los grupos que superan los 15.300 pesos mensuales, pagan cuotas fijas de 250 pesos, sin ningún tipo de corrección; si, en cambio, el poder adquisitivo se encuentra por debajo de esa cifra, abonan 125 pesos por mes; y finalmente, si se trata de una familia que ni siquiera posee ingresos para cubrir la canasta alimentaria establecida en 6.400 pesos, no tiene ningún tipo de obligación de devolución .

Schiaretti sostuvo que “lo importante es que ya hay 67 mil familias que han recibido esta ayuda y vamos a llegar este año a 70 mil familias, puedan o no puedan pagar, pero todas van a poder hacerse la pieza o el baño que les hace falta “.

El sistema elegido, de entregarles directamente el dinero a la gente, ha resultado exitoso “porque nadie mejor que ustedes para saber defender cada centavo cuando van a la ferretería o al corralón y nadie como el interesado para conseguir el auxilio de un albañil amigo, o un familiar”.

A continuación, el mandatario provincial señaló que el programa Vida Digna tiene también un fuerte impacto laboral, ya que en la actualidad se están haciendo unas 30 mil piezas y/o baños “y con un albañil que se desempeñe en cada una de esas obras tenemos 30 mil personas trabajando”.

Señaló que más de uno pudo pensar que las ayudas reintegrables eran propias de la etapa previa a las elecciones. “Quiero asegurarles que nosotros seguiremos con ese programa; los créditos se entregan y este año vamos a llegar a 70 mil porque a mí no me importan las elecciones sino la vida de las familias de Córdoba”.

Finalmente reiteró que los que tienen que decidir quienes reciben el dinero “no son funcionarios ni punteros políticos, sino asistentes sociales  matriculados que van y controlan la situación de cada uno de los solicitantes. No puede haber manejo político con las necesidades de la gente; todo debe ser transparente y en Córdoba vamos a garantizarlo y hacer una realidad que este tipo de programas se ejecuten siempre, haya o no haya elecciones”.

Acompañaron al Gobernador, el ministro de Desarrollo Social, Sergio Tocalli; el subsecretario de Inclusión Social, Sergio Cornejo; y el concejal Héctor “Pichi” Campana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *