Apropiación de cuentas bancarias y tarjetas

Estudiá en Balnearia
Las estafas realizadas mediante la utilización de la red en nuestra región no cuenta con índices que preocupen, pero no significa que ante la creciente utilización de estos mecanismos no se corra el riesgo frente a quienes se aprovechan del desconocimiento o poco cuidado que las personas tienen al utilizar los servicios en línea.

Estos estafadores utilizan diferentes mecanismos para hacerse de la información necesaria para concretar la estafa, una de ellas son los correos basura o spam en la que invitan a visitar una página o a descargar algún archivo. Estos por lo general son virus utilizados para robar información.
Este proceso de llevar a sitios falsos mediante el envío de mensajes para el robo de datos desde remitentes falsificados no solo se realiza a través del correo, sino que son muy utilizadas las redes como Facebook y WhatsApp.
La suplantación de sitios web, denominado Phishing, Protocolo voz sobre IP (VoIP) conocido como Vishing, el robo de datos personales por SMS, identificado como smishing, son las estafas más utilizadas.
Entre los hackers el phishing, técnica consistente en apropiarse identidades falsas para conseguir datos personales, bancarios y otros en perjuicio de la persona que recibía por via mail un fraude. Sin embargo, con el auge de la telefonía móvil, la estrategia ha cambiado. Ha nacido el Smishing.
El vishing es un tipo de estafa informática, muy similar al phishing, en el que el ciberdelincuente, valiéndose de la telefonía o el correo electrónico, se hace pasar por una fuente fiable y alegando supuestas razones de seguridad, intenta engañar a sus víctimas para hacerse con sus datos personales.
El combinado del phising con los SMS extrapola los fraudes que en un principio se daban por ordenador a los teléfonos móviles en cualquier servicio de mensajería. Mensajes como «para verificar tu cuenta bancaria, introduzca el PIN en un mensaje» han inundado las pantallas de miles de smartphones y se ha convertido en una amenaza cada vez más frecuente y agresiva. Smishing es ahora un término a tener en cuenta para la seguridad de la telefonía móvil.
Consejos para no ser víctima de este tipo de fraude
Es muy importante recordar que todos podemos ser víctimas de fraude, por lo que siempre se debe tomar precaución a la hora de compartir datos personales en internet. Concursos, registros o permisos de descargas suelen ser los campos más frecuentes de actuación de los hackers para solicitar el teléfono móvil o pedir que se envíe un SMS con propósito de perjuicio para quien caiga en la trampa. En caso de tener alguna duda con la tarjeta de crédito, siempre llamar a los teléfonos oficiales del banco y no a otros números que sean comunicados por una llamada o mensaje de texto.
– No ingresar a sitios a través de links que se recibieron por e-mail. Es preferible tipear la dirección del sitio en cuestión directamente en el navegador.
– Prestar atención, sobre todo en sitios bancarios o de comercio electrónico, a que la dirección comience con “https” y que esté bien escrita.
– No ingresar a sitios críticos desde links que aparece como resultado en buscadores. Y, en el caso de que por necesidad se haga esto, verificar con cuidado que la dirección a la que se ingresó sea la correcta.
– Mantener siempre actualizados el sistema operativo y el navegador.
– Cambiar con frecuencia las contraseñas, procurando utilizar números y símbolos en su combinación. Nunca escribas tus claves en papel, el ordenador u otro lugar.
– Cuidado con páginas que ofrecen productos demasiado baratos, ya que puede tratarse de algún fraude.
– No utilices computadoras o redes públicas al momento de realizar tus compras.
– Guarda todos tus comprobantes de compra para futuras aclaraciones.

Fuente: © Regionalisimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *