“Las Salas Cuna nos permiten contener a nuestros niños que tanto necesitan”

Estudiá en Balnearia

Las palabras de Patricia Maranzana, una de las seños de Balnearia, reflejan cómo esta iniciativa promueve el cuidado de miles de pequeños y así el fortalecimiento familiar. Ya son 233 los espacios habilitados que asisten a 11.266 niños.

El día a día de la señorita Patricia Maranzana, de la Sala “Alitas de amor” de Balnearia, se replica seguramente en cientos de otras seños que protegen y cuidan a miles de pequeños en situación de vulnerabilidad social, a través del programa Salas Cuna.

Y es que ya son 11.266 los chicos que asisten a las 233 salas inauguradas hasta el día de hoy, jornada en la que la secretaria de Equidad, Carolina Basualdo, dejó formalmente habilitada la correspondiente a barrio Villa Maine, en la localidad de Balnearia.

“Las Salas Cuna son una necesidad y el sueño de muchos vecinos y ONGs”, señaló Basualdo, al tiempo que recalcó que es “la familia el núcleo que debemos fortalecer para ayudarlos como sociedad a través de estas políticas de inclusión”.

Este flamante espacio se puso en marcha con un total de 41 niños en el turno mañana y tarde. Allí, el Estado provincial invirtió 134.463,78 pesos en la refuncionalización del edificio y la compra de insumos y del equipamiento necesario como cunas, sábanas y acolchados, jarras, vasos y cucharas, pañales, juegos infantiles y demás accesorios.

En el acto también estuvo presente el legislador departamental Germán Pratto, quien expresó: “Es un gusto poder acercar a la gente estos programas de Gobierno, que ayudan a que puedan pasarla un poco mejor en una situación difícil como la que estamos viviendo”.

De manera coincidente, Arturo Maidana, presidente de la Asociación Civil Centro Vecinal Villa Maine, hizo hincapié en la importancia de impulsar estas iniciativas para el sector y agradeció el aporte de 39 mil pesos que hizo entrega Basualdo para cubrir gastos iniciales.

Tras los discursos, la seño Patricia Maranzana resaltó el impacto positivo que tiene este programa. “Vemos muchas mamás jóvenes que antes tenían que ir a la noche al colegio para terminar el secundario y ahora lo pueden hacer más temprano para estar en casa, y también las ayuda a las que tienen que trabajar porque dejan tranquilas sus hijos acá”, dijo, y enfatizó: “Las Salas Cuna nos permiten contener a nuestros niños que tanto necesitan”.

Sus compañeras Fiama Maidana y Pamela Schmith agregaron que son muchas las necesidades que ven en los pequeños de la comunidad lo que las empuja a involucrarse con ellos y sus familias, pudiendo abordar juntos las problemáticas.

Participaron de la inauguración además autoridades municipales y el intendente de Miramar, Adrián Walker.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *